Las facciones palestinas estudian la posibilidad de presentar una oferta de tregua a Israel, con la condición de que sea bilateral, simultánea e incluya no sólo a Gaza, sino también a Cisjordania.

 

No vamos a aceptar que Israel nos extorsione, si quieren una tregua debe ser mutua y coincidente



La posibilidad de una tregua fue estudiada en una entrevista entre el primer ministro palestino, Ismail Haniye, y el presidente, Mahmud Abás, y después en una reunión de este último con representantes de cinco facciones.

Abás y Haniye acordaron promover una tregua bilateral con Israel, mientras las facciones advirtieron de que seguirán lanzado cohetes contra territorio israelí hasta que no se consiga un alto el fuego mutuo.

El presidente palestino y líder del movimiento nacionalistas Al Fatah defendió en la reunión con Haniye, del grupo islamista Hamás, la opción de declarar una tregua unilateral; Abás considera que el lanzamiento de cohetes artesanales Al Kasam contra Israel sólo sirve para darle a ese país un pretexto para contraatacar.

 

Pero finalmente se impuso la postura de Hamás de condicionar la tregua con Israel a que sea bilateral y a que se haga extensiva a Cisjordania ocupada, donde han seguido las operaciones del Ejército israelí después del alto el fuego acordado en noviembre para Gaza, informó el portavoz presidencial Mohamed Edwan.

"No vamos a aceptar que Israel nos extorsione. Si quieren una tregua debe ser mutua y coincidente", dijo Ibrahím Abu Al Naja, secretario general del Alto Comité que representa a estos grupos, en una rueda de prensa tras la entrevista con Abás.

Plan Abás - Haniye para Palestina

No obstante, Abás y Haniye acordaron también promover la aplicación en Gaza del plan de seguridad del Gobierno de unidad nacional, con el que esperan, en última instancia, prevenir el lanzamiento de cohetes contra territorio israelí.

 

Abás y Haniye acordaron también promover la aplicación en Gaza del plan de seguridad del Gobierno de unidad nacional aprobado el pasado mes de abril


La aplicación del plan empezará con el despliegue de una fuerza conjunta que comprenda efectivos de los distintos cuerpos de seguridad y de las facciones.

El plan de seguridad fue aprobado a mediados de abril para restaurar el orden y el imperio de la ley en los territorios palestinos, pero el ministro de Interior, Hani al Qawasmi, dimitió un mes después por la resistencia de los cuerpos de seguridad a aplicarlo.

En una primera fase, de "100 días", el plan prevé que la policía y las fuerzas de seguridad actúen contra las actividades ilegales de las milicias; la segunda se centrará en acabar con las disputas entre clanes y la tercera en una reestructuración de los organismos de seguridad.

En las dos reuniones de anoche se habló también de la necesidad de afianzar el alto el fuego entre las facciones por el bien de la paz interna y para no dar a Israel motivos de intervenir.

 

¿Y en Líbano?

Abás y Haniye abordaron igualmente la situación en el Líbano, después de que ambos trataran con los responsables libaneses la situación.

Recalcaron, según el portavoz presidencial, la importancia de que cesen los bombardeos para que la gente pueda salir del campo de refugiados de Nahr al Bared, escenario de intensos combates entre el Ejército libanés y el grupo extremista suní "Fatah al Islam".

 

Fatah al Islam no es una facción palestina



Pero la misma fuente insistió en que el grupo suní "no es una facción palestina", que la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) les ha denunciado y que ninguno de los milicianos caídos era palestino.

Abás y Haniye acordaron seguir reuniéndose regularmente durante el tiempo que el presidente permanezca en Gaza, que aún no se sabe cuanto será, con el objetivo de afianzar el alto el fuego interno y de buscar una salida a la escalada israelí.

Asimismo se celebrarán, con el mismo propósito, varios encuentros con las facciones palestinas, como el celebrado esta noche entre representantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina, Al Fatah, Hamás y la Yihad Islámica.

Las reuniones se celebran con cierto secretismo pues Israel ha indicado que considera a los líderes políticos de Hamás y otras facciones objetivos legítimos de sus ataques y muchos dirigentes de estos movimientos viven estos días en una casi clandestinidad.

Tres heridos en nuevos ataques israelíes

Tres personas resultaron heridas hoy en un ataque del Ejército israelí contra un vehículo en el que, según las fuerzas armadas, viajaban milicianos del Movimiento de Resistencia Islámica, Hamás.

Los heridos, según fuentes hospitalarias palestinas, eran personas que se encontraban cerca del coche cuando fue alcanzado y las heridas que han sufrido son leves, en dos casos, y moderadas, en el tercero.

Según testigos palestinos, los ocupantes del coche, que tenían aspecto de milicianos, habían abandonado el vehículo poco antes de que lo alcanzara un proyectil lanzado desde un helicóptero israelí.