Móvil al volante
Accidente de tráfico producido por un mal uso del teléfono movil. Pablo Otín/EFE

No habrá tregua.

La Policía Local está muy preocupada por el uso del móvil al volante en la ciudad y para ponerle fin empezará una campaña de vigilancia intensiva para cazar a los infractores.

Y esta vez los agentes no se limitarán a advertir.

También caerán multas.

"El uso de cualquier dispositivo durante la conducción, como los móviles o el MP3, se considera una falta grave y acarrea sanciones de hasta 300 euros", explica el oficial Manuel García Castro.

Según sus datos, cerca del 5% de los conductores coruñeses habla por teléfono mientras conduce (unos 9.500 de un total de 190.000), lo que según el responsable policial "es un peligro para el automovilista y para los demás".

"Cuando vas detrás de un coche se nota muchísimo, por las maniobras, si va o no utilizando el móvil", asegura.


La Policía Local también advierte de que cada vez más ciclistas se meten en las calles con el MP3 y, aunque por el momento el 092 no ha sancionado a ninguno, recuerda que es una costumbre peligrosa que, además, se puede castigar a golpe de multas.

A Coruña se pone el cinturón

Aunque los coruñeses no alcanzan el sobresaliente de los buenos conductores al usar más el móvil al volante, en lo que sí sacan nota, y muy buena, es en la utilización del cinturón.

"El 90% ya se lo pone para conducir y estamos muy satisfechos", explican desde el 092.

Sin embargo, los agentes no bajan la guardia y cada día se realiza una media de cuatro controles por toda la ciudad, en muchas ocasiones con agentes vestidos de paisano.

"Muchos, cuando ven a un policía se echan el cinturón sobre el hombro, y no se dan cuenta de los peligros que evita ponerlo", dice García Castro.

Pequeños y seguros, como armadillos

El Real Automóvil Club de España (RACE) y el Ayuntamiento han empezado la campaña Aprende a ir sujeto en el coche con Pillo el Armadillo, con el reparto gratuito en los colegios de muñecos que se colocan en el cinturón de las sillas de los niños.

El objetivo, concienciar sobre su uso.