El consejo de administración de Iberdrola propondrá a la Junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 27 de marzo, una remuneración total con cargo al ejercicio 2014 de al menos 0,27 euros brutos por acción, en línea con la del año anterior y con las perspectivas 2014-2016 del grupo, informó la compañía.

En concreto, la propuesta de aplicación del resultado contempla el reparto de un dividendo en efectivo de 0,03 euros brutos por acción correspondiente al ejercicio 2014. Este importe, junto con los 0,127 euros brutos por acción ya abonados el pasado mes de diciembre y la ejecución de la segunda edición del sistema 'Iberdrola Dividendo Flexible' con cargo a 2014 prevista para el mes de julio mantendría la retribución anual de los accionista en al menos esos 0,27 euros.

Asimismo, se propondrá la puesta en marcha de un nuevo programa 'Iberdrola Dividendo Flexible'. Entre los puntos del orden del día figura la aprobación de dos aumentos de capital social liberados para implementar el programa.

El primero de ellos por un valor de mercado de referencia máximo de 777 millones de euros -previsto para el próximo mes de julio- y el segundo por un importe de hasta 886 millones de euros, para la asignación gratuita de nuevos títulos a los accionistas.

Asimismo, el grupo energético propondrá a al Junta, que se celebrará en el Palacio Euskalduna de Bilbao, la aprobación de una reducción de capital social de, aproximadamente, el 2,32%, que se llevará a cabo mediante la amortización de un máximo de 148,48 millones de acciones propias. La compañía indicó que esta reducción de capital contribuirá al mantenimiento del beneficio por acción (BPA).

Para ello, el consejo ha aprobado un programa de recompra de acciones propias de hasta 12,71 millones de títulos para su posterior amortización en el marco de esta reducción de capital.

CONSEJEROS.

En la Junta General de accionistas, que contará con una prima de asistencia de 0,005 euros brutos por título a los accionistas presentes o representados, se someterá también a votación la reelección como consejeros del presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, en calidad de ejecutivo, así como de los miembros del órgano rector Angel Acebes (independiente), José Luis San Pedro (externo), María Helena Antolín Raybaud (independiente) y Santiago Martínez (independiente).

Asimismo, se someterá a ratificación los nombramientos como consejeros de José Walfredo Fernández, Manuel Moreu Munaiz y Denise Mary Holt.

Mejoras sistema de gobierno corporativo.

Por otra parte, el consejo de administración de Iberdrola también ha aprobado en su reunión de hoy la política de involucración de los accionistas, la política de relaciones con los grupos de interés, la política de respeto a los derechos humanos, la política marco de recursos humanos, así como la modificación de otras normas del sistema de gobierno corporativo que afectan a las políticas de gobierno corporativo y cumplimiento normativo, a las políticas de riesgos, a las Políticas de responsabilidad social, al reglamento del consejo, a los de sus comisiones, al Código ético y al reglamento de la unidad de cumplimiento.

La reforma se completa con la modificación de los estatutos sociales y del reglamento de la Junta General de accionistas que se propondrá a la Junta.

La compañía indicó que este "ambicioso proyecto persigue, entre otros objetivos, reforzar la figura del accionista como elemento central del gobierno corporativo de la Sociedad, fomentar su involucración en ella y reforzar sus derechos".

Además, destacó que se amplía el concepto de interés social para incluir el principio de sostenibilidad y la vocación de Iberdrola "de crear valor a largo plazo para sus accionistas, considerando los demás grupos de interés relacionados con su actividad empresarial y su realidad institucional, incluidos los de sus trabajadores y las comunidades y territorios donde actúa".

Adicionalmente, se incide en la condición de holding de la sociedad tras la culminación de la reorganización societaria con la creación de la sociedad subholding en España.

Por último, se adapta el sistema de gobierno corporativo a las novedades introducidas en la Ley de Sociedades de Capital por la Ley 31/2014 y se introducen otras múltiples mejoras en materia de gobierno corporativo.

Entre estas últimas, cabe destacar el refuerzo de las facultades del consejero coordinador, así como el establecimiento de una edad máxima de 70 años para ejercer el cargo de consejero y de una serie de mecanismos para lograr su renovación escalonada preservando la estabilidad del órgano.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.