El traslado al Zoosanitario del Ayuntamiento de Sevilla de los caballos capturados este martes por la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local entre la dehesa de Tablada y el parque público Vega de Triana se prolongará hasta este miércoles, con lo que la Policía Local vigilará durante la tarde y la noche la finca de este entorno en la que han sido reunidos los caballos en el marco de esta operación de captura y traslado, según han informado a Europa Press fuentes municipales.

El encargado del cuidado de los equinos, por cierto, está imputado desde el pasado mes de noviembre por un presunto delito de maltrato animal, según han informado Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

Esta persona, según la Guardia Civil, tenía a su cargo numerosos equinos cedidos por el Ayuntamiento de Sanlúcar la Mayor, más otros tantos, y en noviembre del año pasado el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y veterinarios del Zoosanitario del Ayuntamiento de Sevilla comprobaron sobre el terreno que los caballos sufrían malnutrición y "extrema delgadez", así como heridas en los cuartos traseros en uno de los casos.

Dado que el responsable de los caballos no veló ni por su correcta alimentación, ni por su estado higiénico-sanitario, fue imputado por un presunto delito de maltrato animal, toda vez que este martes ha sido consumada la operación destinada a la captura de los caballos, abandonados a su suerte entre la dehesa de Tablada y el parque público Vega de Triana.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.