El Producto Interior Bruto (PIB) registró un crecimiento interanual del 4,1% en el primer trimestre del año, una décima más que en el trimestre anterior, mientras que el empleo aumentó el 3%, según los datos de la Contabilidad Nacional difundidos hoy por el INE.

Puedes ver el resumen que facilita el INE aquí.

El crecimiento del empleo equivale a la creación de 555.000 puestos de trabajo a tiempo completo en el último año

Este crecimiento de la actividad, el mayor desde el tercer trimestre de 2001, fue resultado de una menor aportación negativa del sector exterior, que le restó 0,7 puntos, mientras que la demanda interna se moderó una décima y aportó 4,8 puntos al PIB.

La economía española, que registró un avance intertrimestral del 1,1%, mismo porcentaje en el que ha aumentado la productividad, mantiene una senda de aceleración que fuentes del Gobierno atribuyeron a la mejor evolución del sector exterior y al "fuerte aumento" de la inversión en bienes de equipo, del 12,1%, el mayor desde el segundo trimestre de 1999.

En cuanto al crecimiento del empleo registrado, equivale a la creación de 555.000 puestos de trabajo a tiempo completo en los últimos doce meses.

Moderación en el consumo de los hogares

La desaceleración de la demanda interna se debe sobre todo a la moderación en el consumo de los hogares, cuyo aumento baja dos décimas hasta el 3,5%, lo que según el INE "guarda coherencia" con la evolución de la remuneración salarial y del empleo, y especialmente con la de los indicadores de confianza de los consumidores.

El Instituto aprecia además un mayor dinamismo en el consumo de servicios que en el de bienes.

Las Administraciones Públicas, por su parte, aceleran su gasto tres décimas hasta el 5,2%, debido al notable aumento de sus consumos intermedios.

El aumento de la inversión en general ha sido del 6,6%

Por su parte, el aumento de la inversión en general ha sido del 6,6%, dos décimas mayor que en el cuarto trimestre del pasado año, empujada sobre todo por la citada aceleración de los bienes de equipo, ya que la inversión en construcción se ha moderado una décima, hasta el 5,6%.

El INE considera que el "sobresaliente" aumento de la inversión en bienes de equipo está en línea con lo que muestran los indicadores en producción industrial, importaciones, entradas de pedidos y cifras de negocios de este tipo de bienes.

La inversión en construcción ha moderado "suavemente" su crecimiento debido a la desaceleración tanto de la edificación residencial como la no residencial, compensada por el fuerte ritmo que en este trimestre mostró la obra en infraestructuras.

Moderación en exportaciones y más aún en importaciones

En cuanto a la evolución del sector exterior, ha sido mejor porque aunque se han moderado las exportaciones, también lo han hecho, y en mayor medida, las importaciones.

Las importaciones se han desacelerado del 8,8 al 5,6%

Así, las importaciones se han desacelerado del 8,8 al 5,6%, gracias a su moderación tanto en las compras de bienes (del 8,6 al 5,9%) como de servicios (del 9,8 al 4,4%).

Las exportaciones también se han desacelerado, al crecer el 4,2% frente al 7,3 del trimestre anterior. Las ventas al exterior de bienes se han moderado del 5,3 al 3,7% y las de servicios lo han hecho del 11,4 al 5,2%.

Más trabajo en la construcción

Al analizar la actividad de este primer trimestre, se comprueba una nueva aceleración de la industria, con un crecimiento del 4,1% (frente al 3,5% del trimestre anterior), mientras que la construcción se modera una décima, hasta el 4,9%, debido a que el notable ritmo en infraestructuras no ha compensado la desaceleración en edificación.

El sector agrario y pesquero sufre una caída al crecer solo el 0,8% frente al 4,3 del trimestre anterior

El sector agrario y pesquero sufre una caída al crecer solo el 0,8% frente al 4,3 del trimestre anterior, mientras se mantiene intensa la actividad en el sector servicios, que aumenta el 4%, cinco décimas más que al cierre del año pasado.

El crecimiento del empleo del 3% registrado en este primer trimestre se debió sobre todo al aumento de puestos de trabajo en la construcción (8,3%) y en los servicios de mercado (3,6%).

El PIB valorado a precios corrientes -incluida la inflación- registró un aumento interanual del 7,6%, dos décimas menos que en el trimestre anterior.

De esta forma, el crecimiento del deflactor implícito de la economía -que es el cociente entre el PIB a precios corrientes y constantes- fue del 3,3%, tres décimas inferior al del anterior trimestre.