Bombardeo israelí
Uno de los heridos tras el bombardeo israelí en el norte de la Franja de Gaza. (EFE). EFE

Israel lanzó más ataques aéreos con helicópteros Apache contra dos objetivos en la franja de Gaza esta madrugada, con un saldo de nueve personas heridas, en su mayoría niños, dijeron funcionarios de hospitales.

El menor más joven es un bebé de nueve meses. Fuentes hospitalarias han informado que no revisten gravedad.

El segundo ataque israelí contra la franja de Gaza se ha producido poco después del de Jabalya. Un misil ha alcanzó un supuesto arsenal de Hamás, pero no se ha informado de que haya habido heridos.

Israel dijo el martes que podría tener como blanco al primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, líder de Hamás, y que era posible una ofensiva terrestre en Gaza a menos que la comunidad internacional presione para que el grupo islámico detenga el lanzamiento de proyectiles hacia el Estado judío.

La amenaza provocó la postergación de una reunión entre Haniyeh y el presidente palestino Mahmoud Abbas, de la facción Al Fatah, quién llegó a Gaza para discutir la restauración de la ley y el orden y, quizás, reanudar una tregua de Gaza con Israel, dijo un asesor de Abbas.

Preocupación en Hamás

Funcionarios de Hamás aseguran que están preocupados porque Israel pueda lanzar un ataque contra Haniyeh cuando esté en camino de reunirse con Abbas.

Un asesor de Abbas agregó que la reunión entre ambos políticos palestinos podría realizarse el miércoles, cuando se espera que el presidente se entreviste con funcionarios de todas las facciones palestinos, en un esfuerzo por restaurar la calma tras las recientes luchas internas que también han azotado al territorio.

También dijo que Abbas posiblemente intentará persuadir a las facciones para que suspendan sus ataques con cohetes hacia Israel, a fin de que el Estado judío detenga sus incursiones aéreas, que a primeras horas del miércoles continuaban esporádicamente.

Al menos 49 palestinos han perdido la vida en los enfrentamientos entre Hamas y Fatah desde que formaron un Gobierno de unidad en marzo, aunque el cese del fuego declarado el domingo parece mantenerse.

La Unión Europea dijo que teme que Gaza pueda hundirse en una guerra civil.