La crecida del Ebro, causada por el deshielo y las precipitaciones en la zona alta de la cuenca, alcanzará este jueves a su paso por Zaragoza un caudal máximo de 1.500 metros cúbicos por segundo, según han advertido fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que han informado que la capital aragonesa ha registrado, este martes, un caudal de 1.000 metros cúbicos por segundo.

Durante las próximas horas, se espera que el caudal del río se mantenga en niveles parecidos a los registrados este lunes, con crecidas ordinarias que afectarán principalmente a la zona alta del Ebro, entre la cabecera y la cuenca del río Aragón y el Sistema Ibérico de La Rioja.

Así, el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) ha previsto que se llegue, en las próximas horas, a los 700 metros cúbicos por segundo en Miranda de Ebro (Burgos) y entre los 1.000 y 1.100 metros cúbicos por segundo en Logroño.

Asimismo, se prevé que la noche de este martes, en Castejón (Navarra), se alcancen los 1.600 metros cúbicos por segundo al confluir los caudales aportados por el propio eje del Ebro y los del río Arga.

La siguiente referencia sería la de Zaragoza, donde se espera que los máximos caudales de este episodio se alcancen durante la jornada del jueves en el entorno de los 1.500 metros cúbicos por segundo o inferiores.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.