La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha actualizado sus previsiones de caudal para el eje de este río de acuerdo con los repuntes que se producen en los afluentes de cabecera por efecto de las precipitaciones registradas durante la tarde y noche del lunes y que devolverán el nivel a su paso por Miranda de Ebro (Burgos) a cifras similares a las puntas registradas en la jornada anterior.

Los registros de lluvia se han correspondido con las previsiones meteorológicas y se han situado en máximos de unos 20 litros por metro cuadrado en la cuenca alta del Ebro.

El nuevo episodio para este martes será por tanto, en lo que respecta a caudales, muy similar al vivido en la jornada del lunes, con crecidas de carácter ordinario en los afluentes de cabecera, en este caso principalmente de la margen izquierda (Nela, Jerea y Omecillo), con menor aportación a la del día anterior por parte de los de la margen derecha.

Con esto, en el eje del Ebro, en su tramo entre Miranda de Ebro y aguas arriba de Castejón (Navarra), se producirá una nueva crecida en el límite de lo ordinario, con caudales y niveles similares a los vividos en el episodio del lunes.

Como referencia y según las previsiones que han realizado el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) y el Sistema de Ayuda a la Decisión, se mencionan los casos de Miranda en el entorno de los 700 metros cúbicos por segundo o menores, y de Logroño, entre 1.000 y 1.100. Estas previsiones, que han sido comunicadas a los servicios de Protección Civil, son de carácter provisional y son revisadas en continuo según la evolución del propio episodio.

Durante la jornada del lunes, Miranda tuvo un máximo caudal registrado de 677 metros cúbicos por segundo que se corresponde a un nivel de 4,75 metros. Este primer episodio fue consecuencia de un proceso de fusión nival en cotas inferiores a los 1.000 metros, que se unió a precipitaciones moderadas en la cabecera durante el pasado fin de semana.

Consulta aquí más noticias de Burgos.