Guardias civiles del puesto principal de Gines (Sevilla) han detenido a cinco personas, tres de ellas con domicilio en Cataluña y las otras dos en Sevilla, por estafar 300.000 euros a financieras mediante la compra de 12 vehículos, tres de los cuales han podido ser recuperados, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

Los hechos se iniciaron en el mes de noviembre pasado, cuando agentes del área de investigación de la Guardia Civil de Gines tuvieron conocimiento de que, en Sevilla, se habían realizado 12 operaciones de venta de vehículos nuevos por cinco personas de origen sudamericano en un plazo relativamente corto, dándose la circunstancia de que ninguno de los implicados poseía permiso de conducir.

Simultáneamente, la Tesorería General de la Seguridad Social confirmó aún más estas sospechas, ya que, según los datos que posee dicho organismo, ninguno de los investigados había trabajado ni estado de alta, tal como se aporta en la documentación para las financieras, motivos por los que la Guardia Civil puso en marcha la denominada operación 'Giulietta'.

Así, los agentes empezaron a recopilar toda la información relativa a las operaciones sospechosas de compra de vehículos a través de financieras, localizándose dos empresas que aportaban documentación sobre los compradores, una dedicada a la carpintería metálica ubicada en Cataluña y otra de servicios hosteleros en la provincia de Sevilla, ambas reales y en situación deficitaria.

Sin embargo, los guardias civiles averiguaron que estas empresas habían sido un instrumento para la organización, puesto que servían para evadir los mecanismos de control de fraude de las financieras, ya que daban de alta durante varios días en la Seguridad Social a los adquirientes para aparentar una imagen de estabilidad laboral.

'FIRMONES'

Posteriormente, la banda captaba a individuos de origen sudamericano, de bajo nivel cultural y en situación de precariedad económica, a los que denominaban 'firmones' y a los que inducían a solicitar la doble nacionalidad española, acompañándolos a los concesionarios para financiar la compra del vehículo en cuestión.

Para ello disponían de los documentos falsificados solicitados por las financieras, tales como nóminas, declaraciones de rentas o vidas laborales, e incluso les creaban a los 'firmones' correos electrónicos para gestionar, por el cabecilla, documentos y trámites previos. Así, y a cambio de ejercer la titularidad en las operaciones, estas personas recibían la promesa de una remuneración económica, la cual no se hacía efectiva en la mayoría de los casos.

Las compras de los coches se realizaban con viajes relámpagos en vuelos desde Cataluña hasta los concesionarios de venta, de manera que los titulares 'firmones' eran acompañados por miembros de la banda a firmar. Posteriormente, recogían los vehículos y, en el propio concesionario, hacían fotos para empezar a gestionar en ese momento la venta del mismo. Finalmente, retornaban con el coche recién comprado hacia Cataluña, con objeto de venderlo cuanto antes.

No se descartan más detenciones

Por este procedimiento, se ha averiguado que la organización había adquirido 12 vehículos valorados en 300.000 euros y destinados al mercado internacional, de los que se han recuperado tres. Igualmente, se han evitado otras operaciones irregulares al poner sobre aviso a otros concesionarios y financieras que iban a ser estafados.

Por todo lo anterior, la Guardia Civil ha detenido a M.D.P., de 52 años y vecino de Manresa, con antecedentes por estafa; M.D.B., hija del anterior, de 28 años y vecina de Manresa; S.L.F.C., de 46 años y vecina de Barcelona; J.M.M.A., de 32 años y vecino de los Molares, y a J.M.A.R., de 42 años y vecino de Utrera.

La Benemérita les imputa presuntos delitos de estafa, pertenencia a organización criminal, falsedad documental y fraude a la Seguridad Social. La investigación continua abierta, no descartándose más detenciones.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.