«Queremos culminar el cambio»
En 1987 abandonó el bufete para dedicarse de lleno a la política.
¿Por qué deben los cordobeses revalidarle al frente de la Alcaldía de Córdoba?

Estamos pidiéndole a los cordobeses que den la mayoría absoluta a la candidatura que encabeza Rosa Aguilar porque hemos iniciado un cambio en la ciudad, que se pone de manifiesto en la mejoría sustancial que Córdoba ha tenido en los últimos años, y queremos culminar el cambio. No sólo se han dado respuestas precisas a temas que tenía planteados la ciudad, sino que se ha sembrado cosecha necesaria para que se pueda recoger su fruto en los próximos cuatro años.

De todas las promesas que ha hecho, priorice una.

El compromiso firme de generar empleo, desarrollo económico y crecimiento de la actividad económica. Tenemos instrumentos: el Pacto por el empleo; sabemos con quiénes hacerlo: sindicatos, empresarios y con la participación de quienes inciden en la economía; y sabemos de qué forma hay que conseguirlo: activando todos los sectores productivos. Hemos preparado suelo industrial (12 millones de metros cuadrados), tenemos políticas activas de empleo, el apoyo del comercio...

¿Qué planes tiene para el turismo y la cultura?

Con el sector de la hostelería y el turismo hay un amplio acuerdo para ir hacia un plan integral y desarrollar todo el potencial que, desde el punto de vista turístico, tiene nuestra ciudad.

¿Dónde están los yacimientos de empleo?

Tenemos nuevos yacimientos de empleo como los que emergen de las políticas medioambientales o de la Ley de Dependencia. Quiere decir que activando todos estos mecanismos, desarrollando los polígonos industriales y respaldando a los nuevos emprendedores estamos en condiciones extraordinarias, a una magnífica velocidad en el empleo.

¿Potenciará la creación del área metropolitana?

Queremos consolidar el área metropolitana de Córdoba para que eso multiplique el empleo y las posibilidades en nuestra propia ciudad
Queremos consolidar el área metropolitana de Córdoba para que eso multiplique el empleo y las posibilidades en nuestra propia ciudad. Todos juntos tenemos más potencial y las sinergias se complementan y hacen que nos desarrollemos a mayor velocidad.

¿Centrar las expectativas en grandes proyectos, como el Palacio del Sur o el aeropuerto, ha sido una buena estrategia?

Sí, porque esos grandes proyectos de ciudad podemos decir que están extraordinariamente avanzados y que se van a culminar en el próximo mandato. Si no hubiésemos iniciado el trabajo todo estaría por hacer. Hoy, podemos decir que en el Palacio del Sur comenzarán las obras en el siguiente mandato y quedará terminado. Hoy podemos decir que el aeropuerto lo tendremos puesto en carga también en el próximo mandato. Eso es así porque un día la alcaldesa se sentó con la ministra de Fomento y agarró el toro por los cuernos y puso en suerte el toro. Si no, no estaríamos hablando de aeropuerto.

¿Y el recinto ferial?

Se ha culminado el trabajo que había en torno al parque joyero y ya se ha adaptado el proyecto del recinto ferial a Levante, a lo que queremos y a lo que necesitamos.

¿Cree que Junta y Gobierno han tenido en ocasiones una postura poco leal desde el punto de vista institucional con Córdoba?

Hemos tenido que sortear muchísimas dificultades y obstáculos. Hemos sabido hacerlo pero desde la oposición municipal se han puesto muchas zancadillas para retrasar gestiones que se estaban realizando bien por parte del Gobierno municipal. Y ahora quieren utilizarlo para insultarnos y descalificarnos, lo cual no me parece ni leal ni legítimo, porque cuando alguien sólo dice que no y pone zancadillas eso lo único que significa es no acción para el Gobierno municipal y perjuicio para la ciudad. Hemos colaborado mucho y bien con la Junta de Andalucía y el Gobierno central pero es vedad que hemos notado a veces el frenazo que daban a proyectos importantes de ciudad. Y en esa medida con más mayoría estamos en condiciones para culminar ese diálogo institucional leal y certero para esta ciudad.

Va a por la mayoría...

La ciudadanía cordobesa, que es sabia, ve que Córdoba ha mejorado y sabe que va a seguir mejorando de nuestra mano. Estamos pidiendo la mayoría para que no puedan ponernos palos en la rueda de la velocidad.

BIO

Como abogada llevó temas mercantiles, laborales y matrimoniales. En 1987 abandonó el bufete para dedicarse de lleno a la política. Tras su paso por Madrid regresó a su ciudad natal, donde ha sido alcaldesa desde 1999.

Hablemos por hablar

«Dentro de diez años me veo con la toga puesta»

1 ¿Cómo se ve dentro de diez años?

Después de culminar los próximos cuatro años de trabajo por Córdoba, me veo con mi toga de abogado puesta, ejerciendo mi profesión que me gusta y es otra manera de servir a la ciudadanía cordobesa. La toga me da mucho calorcito. Ahora hago un servicio a mi ciudad, lo hago encantada y entrego el alma, el corazón y trabajo las 24 horas del día.

2 Defienda su opción frente al bipartidismo.

En Córdoba nos hemos caracterizado por ser hombres y mujeres libres a la hora de votar, teniendo en cuenta que las municipales son mucho de personas que cada día trabajan por la ciudadanía, que aprenden de las críticas constructivas y que saben pedir perdón cuando se equivocan. En ese sentido, Córdoba es referente y marca la diferencia.

3 ¿Cuál es su marca?

La ciudadanía sabe bien que tenemos palabra, que la convertimos en hechos y en realidad. Representamos el avance de manera segura y dialogada frente a otros que representan la crispación, la tensión y la confrontación.

En mangas de camisa

¿Qué parte de su cuerpo odia más? Uf, qué difícil. Bueno, odiar, odiar...No odio ninguna, me conformo como soy.

¿Cuál es su vicio favorito? Leer y conversar con los amigos.

¿A qué político se quiere parecer? A Rosa Aguilar.

¿El personaje de qué película le hubiera gustado ser? Me quedo con la amistad y la valentía de Thelma y Louise.

¿Cuál es su peor defecto como jefa? Que soy demasiado exigente. Me exijo mucho a mí misma y también a los demás, por tanto vamos siempre a 500 de velocidad.

¿Cuándo fue la última vez que se fumó un porro?

Seré muy cateta, pero no me he fumado nunca un canuto. Respeto a cada qué y a cada cual, pero yo no fumo canutos
.

¿Prefiere poner la lavadora o planchar la ropa? Poner la lavadora.

¿Hace la compra? Sí.

¿Canta en la ducha? Sí, de vez en cuando, aunque lo haga bastante mal y temo provocar lluvia innecesaria.

¿Se desvela por las noches? Duermo poco, cuatro o cinco horas, pero lo que duermo lo hago a gusto y bien.

¿Dónde pasará las vacaciones? Siempre las paso en el mismo sitio: con los amigos en la zona de Almería, en el cabo de Gata. Los poquitos días que tengo de vacaciones allí los paso, donde me encuentro con mucha gente que quiero y disfruto de un paraje natural y precioso.

¿Cuándo fue la última vez que se emborrachó? La verdad es que yo no bebo, lo que no quiere decir que alguna vez no haya cogido un puntito pero no me he emborrachado.

¿Cómo y cuándo fue la primera vez que se enamoró? En el colegio de las Francesas me enamoré de un chico de Los Salesianos. Fue un amor precioso y bonito; y lo que puedo decir es que hoy ese chico es mi amigo.

¿A qué huele Córdoba? A azahar y a romero.