Antonio Basagoiti es el candidato a la Alcaldía de Bilbabo por el Partido Popular. Aborda los últimos días de campaña a pie de calle, confiado con los resultados del domingo, aunque, a juzgar por sus palabras, ve difíciles los pactos poselectorales.

¿Va pudiendo hacer campaña con comodidad?

Con comodidad, no, porque agreden a los que nos ponen los carteles y andamos rodeados de policías... Pero no he dejado de hacer ni un acto de campaña y visitar un solo barrio porque esta gente esté amenazándonos.

Los sondeos no le dan buenos resultados. ¿Se fía?

Es la tercera vez que me presento a alcalde y es la vez que mejor me dan las encuestas. La primera vez me daban cinco concejales y saqué ocho. La segunda me daban seis y saqué ocho, y ahora me dan ocho y espero que sean diez.

Objetivo, ¿quitar al PNV?

El objetivo es tener un concejal más que el PNV. La única alternativa posible es el PP.

No he dejado de hacer ni un acto de campaña y visitar un solo barrio porque esta gente esté amenazándonos


Imaz dijo que no descartaba un pacto con el PP...

Es imposible ahora un pacto con el PNV porque estamos en oposiciones muy lejanos. Ya hubo un acuerdo de Gobierno en Bilbao.

Fue en un momento en el que PNV no estaba en la cesión a ETA. Si el PNV vuelve a ese momento, puede ser el acuerdo, del mismo modo que si el PSE vuelve a posiciones constitucionalistas como con Redondo Terreros, podríamos acordar. Nosotros estamos por la libertad y ellos por la negociación con ETA.

¿Se siente como el follonero del Ayuntamiento?

Lo he sido alguna vez, pero en los últimos años he llegado a acuerdos con Azkuna. Ahora no lo soy, porque no sólo he rechazado proyectos.

¿No es juego político?

Hace tiempo que he apartado las prioridades de partido y he puesto encima de la mesa las de Bilbao.

¿Se ha hecho mucho cemento en los últimos años

Se ha hecho y bien, pero ahora toca la transformación social: vivienda, empleo, atención a los jóvenes...

¿Adónde camina Bilbao?

A convertirse en una ciudad bonita, pero en la que los bilbaínos no pueden vivir aquí.

¿Puede Bilbao perder el peso que tuvo en España?

Ha ganado peso turístico, orgullo, pero lo ha perdido en el apartado económico. Ya no es la ciudad en la que la gente venía a trabajar.

¿La inseguridad sólo se frena con policía?

No, pero es fundamental. Yo propongo quitar las ayudas sociales a los delincuentes. El candidato nacionalista no reconoce la inseguridad.

Ha ganado peso turístico, orgullo, pero lo ha perdido en el apartado económico

¿El problema social más importante de Bilbao es la inmigración?

Más que el problema, es el reto más importante que puede venir muy bien.

BIO:

Bilbaíno del Ensanche, se presenta por tercera vez como candidato a alcalde de Bilbao. Nació en 1968, está casado y tiene dos hijas. «La de tres años me ha visto en carteles y al ver las ‘pes’ de PP piensa que pone papá».

Cuatro preguntas en corto

«El PP siempre acierta en temas económicos»

1.- ¿Ha prometido bajar el precio de los transportes a los jóvenes, del cine a los mayores... ¿Al vecino se llega por el bolsillo? n Es que a los jóvenes les están olvidando por el bolsillo y a los mayores también. En el PP siempre hemos acertado en los temas económicos.

2.- ¿Apoyará el Live Festival, de salir acalde? n Lo apoyaré como oferta cultural, pero no como iniciativa para traer gente. No he visto que el festival llene hoteles y restaurantes.

3.- ¿Se ha acabado el efecto Guggenheim? n No, pero no podemos quedarnos ensimismados con el titanio. De eso no se come. Hay que hacer otras cosas.

4.- ¿Cómo haría la línea 3 a Rekalde sin el apoyo de la Diputación... ? n Un alcalde de Bilbao puede llegar a obligar a la Diputación y al Gobierno vasco.

SIN CORBATA

¿Cuál es su vicio favorito? Fumar puritos.

¿A qué político se quiere parecer? A Sarkozy.

¿El personaje de qué película le hubiera gustado ser? Robin Hood.

¿Su peor defecto como jefe? La exigencia en la perfección.

¿Cómo y en qué circunstancias fue su primer amor? En un viaje a Inglaterra, con una francesa.

¿Poner la lavadora o planchar? La lavadora.

¿Hace la compra? Sí.

¿Canta en la ducha? Oigo la radio.

¿Se desvela por la noche? De vez en cuando.

Si pudiera escoger, ¿cómo le gustaría morirse? De ninguna manera.

¿A qué huele Bilbao? A ría.

¿Le gustan los piropos? ¿A quién no?