Un promotor se fuga con el dinero y deja a 28 familias sin casa
Las viviendas están sin tocar desde hace tres años. Está previsto que otra constructora las acabe. (Paco Llopis).
Un casa en la que poder ver crecer a los hijos es un sueño que comparten muchos valencianos, pero se ha convertido en una pesadilla para 28 familias en Massamagrell.
En 2003, una promotora comenzó las obras de 28 unifamiliares situadas en el barrio de la Magdalena.

Las 28 familias pagaron su entrada y el promotor consiguió los dos millones que eran necesarios para poder llevar a buen puerto las obras. Sin embargo, se esfumó con el dinero, según han denunciado los afectados,y sigue en paradero desconocido.

Los afectados buscaron a otro constructor para acabar la promoción, pero no lograron nada. Así las cosas, el banco que les concedió el préstamo, La Caixa, puso un recurso en 2004 contra el constructor y los afectados para poder cobrar.

Los plazos han expirado y La Caixa ha subastado los 28 inmuebles. Se los ha quedado una inmobiliaria. Esta operación se hizo en 2006.

Hoy, los perjudicados no saben si tendrán derecho de compra porque el Ayuntamiento aún no ha dado licencia a la inmobiliaria para acabar las casas, que continúan a medias.