Dos tiroteos causan dos muertos y cinco heridos en Copenhague: el autor es un danés de 22 años

Diferentes secuencias de los tiroteos en Copenhague, con el sospechoso en el centro.
Diferentes secuencias de los tiroteos en Copenhague, con el sospechoso en el centro.
EFE

Dos civiles han perdido la vida en dos tiroteos ocurridos con pocas horas de diferencia en la ciudad de Copenhague. El primero, con un civil fallecido y tres agentes de policía heridos, ocurrió el sábado por la tarde en un centro cultural durante un debate sobre blasfemia y libertad de expresión. El segundo, en la madrugada del domingo junto a una sinagoga del centro de la ciudad, ha provocado la muerte a un civil y heridas a dos agentes. El supuesto autor de los ataques fue abatido poco después del segundo atentado.

"Nuestra hipótesis es que se trata del autor de los dos tiroteos en Copenhague", dijo en rueda de prensa el inspector Jørgen Skov, que apuntó que nada indica que contara con ayuda aunque se mantendrá la presencia "masiva" de agentes en el centro de la capital danesa.

Los investigadores están intentando clarificar los movimientos del autor de los ataques "antes, durante y después de los atentados, así como a saber si recibió ayuda de otros", señaló en un comunicado la policía danesa.

El autor: un danés de 22 años

El presunto autor de ambos ataques ha sido identificado como "un joven de 22 años, nacido en Dinamarca" y con antecedentes policiales por violencia y delitos relacionados con tenencia ilícita de armas y pertenencia a bandas criminales. Según medios daneses, se trataría de Omar Abdel Hamid el Hussein, que salió hace tan sólo dos semanas de prisión tras cumplir una parte de la condena por un ataque con cuchillo en un tren en otoño de 2013.

Previamente se había dicho que era una persona que ya estaba bajo el radar de los servicios de inteligencia. "No podemos decir nada sobre el motivo. Pero posiblemente el hombre actuó inspirado por los ataques de París y los de organizaciones extremistas", dijo en rueda de prensa el jefe de los servicios de inteligencia, Jens Madsen. Además, indicó que no había constancia de que hubiera viajado a países en conflicto como Irak o Siria.

Aunque inicialmente se hablaba de dos sospechosos, tras los primeros interrogatorios la Policía pasó a pensar en uno solo, de quien se difundió una foto captada por una cámara de seguridad: un hombre "de rasgos árabes" de entre 25 y 30 años, que llevaba cubierta la parte inferior de la cara y portaba un arma automática.

La Policía danesa detuvo además a varias personas en una redada en un cibercafé en Copenhague vinculada con la investigación de ambos ataques, sin aportar más detalles al respecto.

Ataque a una sinagoga

Antes de ser abatido a tiros por la policía, el sospechoso atacó este domingo de madrugada una sinagoga en pleno centro de Copenhague. En el tiroteo murió un joven judío "de un disparo en la cabeza" y dos agentes de policía resultaron heridos "en el brazo y la pierna", indicó la policía de Copenhague. Tras el ataque, la céntrica estación de tren y de metro de Nørreport fue evacuada por la policía, informó la televisión pública DR.

El joven fallecido es Dan Uzan, un miembro destacado de la comunidad judía de Copenhague de 37 años y que hacía guardia en el exterior del lugar mientras se celebraba una confirmación a la que asistían unas ochenta personas, según reveló la Sociedad Judía de Dinamarca.

El atacante no logró entrar en el interior del edificio. "No me atrevo a imaginar lo que podría haber ocurrido si hubiera entrado en la comunidad", dijo Dan Rosenberg Asmussen, presidente de La Sociedad Judía de Dinamarca, quien se mostró "conmocionado" y trazó paralelismos entre el incidente y los atentados de enero pasado en París.

Tiroteo horas antes en un centro cultural

Previo al ataque a la sinagoga, un tiroteo en un centro cultural de Copenhague donde se celebraba un debate sobre blasfemia y libertad de expresión se saldaba con un fallecido y tres agentes de policía heridos leves. Según confirmó posteriormente el director del Instituto Nacional de Cine de Dinamarca, el fallecido es el documentalista danés Finn Nørgaard, de 55 años.

En el centro cultural donde se produjo este tiroteo se encontraban en ese momento el embajador francés en Dinamarca y el artista sueco Lars Vilks, que vive desde hace años bajo protección policial por las amenazas de grupos islámicos tras dibujar a Mahoma como un perro.

En Dinamarca viven en la actualidad unos 200.000 musulmanes, que suponen el 3% de los 5,4 millones de habitantes del país.

En un primer momento, la policía pensó que el objetivo de este atentado era Vilks, de cuyo paradero no se informó, sólo que estaba a salvo, al igual que el diplomático francés.

Tras el ataque al centro cultural, el autor del tiroteo huyó en un coche que abandonó a tres kilómetros del lugar y, desde allí, tomó un taxi al complejo de Mjølnerparken, en el barrio multicultural de Nørrebro y donde viven muchos inmigrantes.

En esa zona los agentes encontraron ropas y un arma automática que se cree pudieron ser usadas en el primer atentado, aunque faltan las pruebas técnicas para asegurarlo con total certeza, informó la Policía de Copenhague en un comunicado. Tras permanecer allí unos veinte minutos, abandonó el lugar y reapareció ocho horas después en la sinagoga para cometer el segundo ataque.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento