La utilización masiva del iPod y del MP3 ha provocado que las consultas de los otorrinos empiecen a llegar adolescentes de 15, 16, 17 y 18 años con importantes pérdidas auditivas a causa del alto volumen de la música que escuchan, según informaron ayer a 20 minutos varios especialistas de Valladolid.

«No es un fenómeno masivo pero sí es preocupante, porque se dan casos en gente muy joven que antes no sucedían. El problema es que llevan el auricular dentro del oído y lo escuchan durante todo el día, lo que es bastante traumático», explica el otorrino Nabil Achaal.

El MP3 es un reproductor portátil que se posee en el 18% de los hogares de España y que permite oír música a un volumen de 112 decibelios. Según los expertos, una exposición prolongada a ruidos por encima de los 85 decibelios puede causar traumas acústicos que lastiman la membrana timpánica del individuo.

Muchos no se dan cuenta

Este mal uso, ha provocado que los otorrinos hayan empezado a diagnosticar una degeneración del nervio auditivo en jóvenes, una lesión que es mucho más propia de los mayores de 65 años.

«No se dan cuenta de que es un riesgo. Escuchan la música a un volumen muy elevado y ya no es como antes que se oía a través de unos altavoces y amortiguaba bastante el ruido», comenta Nabil Alchaal.

El doctor, que trabaja en el ambulatorio de las Delicias, explica como el primer síntoma que sufre un joven con problemas es que no entiende de forma correcta en los sitios con ruido. «Oyen, pero no comprenden, porque han sufrido lesiones provocadas por las frecuencias agudas. También es común empezar a escuchar un zumbido o pitido constante. Es otro síntoma de que algo no va bien», subraya.

El consejo del experto: 60/60

Los expertos aconsejan a los usuarios de reproductores MP3 que memoricen una sencilla norma: la del 60/60, que supone que no se debería escuchar la música a más del 60% del volumen máximo de estos aparatos (que ronda los 112 db) ni por una duración consecutiva de más de 60 minutos. Por las experiencias en consulta, los problemas llegan con un volumen alto y exposiciones diarias de más de hora y media.

Sordos. 2.000 en Valladolid

En Valladolid hay 2.000 sordos, según la federación regional de personas sordas. Además, en la región 8 de cada 1.000 habitantes de 6 a 44 años sufre una discapacidad auditiva, el doble que en Madrid.

Perfil. Obras y discotecas

Los empleados de discotecas, (camareros y pinchadiscos) aeropuertos o de la construcción suelen ser los más afectados por la pérdida de oído, según el estudio realizado por un otorrino de madrid, Javier Olarieta.

Ruido de un MP3. Más que un avión

El volumen máximo que puede alcanzar un reproductor de música MP3 alcanza los 112-115 decibelios, lo que supone unos 5 decibelios más que un avión al despegar y 30 más que el tráfico denso.