Sólo para examinarse. Una reacción tardía, pero contundente. La Junta se ha puesto manos a la obra para esclarecer cómo y por qué se produjo la brutal paliza que recibió el jueves una alumna de 14 años del instituto Guadaiza, en San Pedro Alcántara,(Málaga). La adolescente, Z.G.B., que tras la agresión fue con sus padres al hospital y denunció los hechos en los juzgados, volvió ayer al centro, con su madre, para un examen. La víctima faltó el viernes y el lunes.

Tras la visita de los inspectores al centro, las conclusiones estarán en pocos días. Esta semana podría decidirse la sanción.

Los hechos ocurrieron cuando la menor regresó a su aula al empezar el recreo.