Se investigaba con ellos en Valencia. La investigadora Almudena Ramón ha presentado una denuncia ante el Seprona (Guardia Civil) por el sacrificio de un mono y el traslado de otros cinco con los que ella investigaba contra la parálisis en el Centro Príncipe Felipe de Valencia.

La denuncia se presentó  el 27 de abril ante la Guardia Civil, que inmovilizó cinco de los primates, los que habían sido trasladados desde el laboratorio de Ramón hasta un zoológico de Guadalest (Alicante).

Según la denunciante, la legislación valenciana la reconoce a ella como única investigadora, y el personal del centro sólo podía asesorar, pero no tomar decisiones sobre la ubicación o ejecución de los animales –mataron a uno–, que sólo le correspondería a ella.