Prejubilaciones, bajas incentivadas y excedencias reducirán en un 10% durante los próximos tres años la plantilla de la compañía de automoción Seat. En total, serán 1.770 los empleados que abandonarán el grupo de forma voluntaria. Los primeros en causar baja comenzarán a hacerlo en el mes de junio. El proceso se culminará en un plazo medio de tiempo, debido a la necesidad de Volskwagen de cubrir parte de las vacantes. Unas 800 personas abandonarán la planta de Martorell (Baix Llobregat) antes de que finalice el año 2007. El ajuste ahorrá costes al grupo.