> El fiscal de Vigo investiga el posible expolio de un galeón español hundido en las Cíes

El fiscal de Vigo investiga el posible expolio de un galeón español hundido en las Cíes

  • Se tienen sospechas de que el buque John Lethbridge ha hallado restos del galeón español.
  • El expolio arqueológico está penado por la ley.
Una representación del Santo Cristo de Maracaibo
Una representación del Santo Cristo de Maracaibo
Archivo

Carlos Gil, fiscal coordinador jefe de Vigo y especializado en Patrimonio Histórico, ha abierto diligencias informativas penales sobre el posible expolio del galeón Santo Cristo de Maracaibo, según publica hoy el diario La Voz de Galicia.

Santo Cristo de Maracaibo es un buque perteneciente a la flota americana que fue capturado por la armada angloholandesa durante la batalla de Rande a principios del siglo XVIII (1702).

El buque se encontraba hundido accidentalmente al sur de las islas Cíes, pero la situación de sus restos no se conoce hasta el momento.

Carlos Gil ha iniciado esta investigación para aclarar si el buque británico cazatesoros, Hohn Lethbridge, ha descubierto los restos del galeón español y si sus actividades en aguas de la ría viguesa constituyen un delito.

El buque John Lethbridge, propiedad de Subsea Resources, tiene licencia de la Administración para llevar a cabo el proyecto Celia, a través del cual se pretende recuperar un cargamento de 445 toneladas de cobre y 115 de zinc de un carguero que naufragó en 1979 entre la península de O Morrazo y las islas Cíes.

La fiscalía sospecha que el buque John Lethbridge ha variado en numerosas ocasiones sus rutas autorizadas por lo que puede ser que este buque británico haya encontrado los restos del Santo Cristo de Maracaibo.

Según el diario citado, hay varios indicios que apuntan a que esto pueda ser cierto.

El dossier policial que tiene en sus manoss el ministerio público relata el seguimiento que los agentes han realizado al John Lethbridge en los últimos meses.

El cazatesoros ha sido detectado parado en unas coordenadas situadas entre las Cíes y el cabo Silleiro, en una franja que mide varias millas naúticas y alejado de su lugar autorizado.

El informe de la Guardia Civil asegura que la tripulación realizaba tareas de búsqueda submarina en la zona donde se hundió el galeón español.

El representante del ministerio público tiene sospechas de que los restos de Santo Cristo de Maracaibo serían el verdadero objetivo del buque John Lethbridge.

Otro de los indicios que refuerza esta tesis es la sofisticada maquinaria que el cazatesoros británico maneja a bordo, entre otras cosas, tienen equipos de radar que podrían ser lo bastante potentes como para sondear el suelo marino en busca del fragmento de la nave que se hundié en el siglo XVIII.

La expoliación arqueológica es un delito, por eso, la fiscalía de Vigo ha abierto las investigaciones oportunas.

Cuando se obtengan todos los datos que se necesitan para demostrar si el John Lethbridge está cometiendo un delito o no se presentará una querrella en el juzgado de guardia de Vigo o una denuncia penal, para que el juez continúe con el proceso.

La acusación pública tampoco descarta que la investigación termine sin pruebas y se archive la denuncia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento