Los taxistas de la capital malagueña han pedido una reunión al director del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, Salvador Merino, para urgirle a que Aena colabore en la puesta en marcha del control telemático para la entrada de vehículos precontratados en el recinto aeroportuario. Un sistema que la Junta de Andalucía acordó con estos profesionales hace ya un año.

La Comisión del Decreto 11/85 se ha reunido esta semana, acordando solicitar este encuentro, tras el cual los taxistas esperan que quede despejado el camino para acotar con barreras el espacio destinado a los vehículos precontratados. Una actuación para la que el Gobierno andaluz cuenta con presupuesto, pero que, debido a cuestiones técnicas que no acaban de resolverse, aún no ha podido materializarse.

José Antonio Mate, miembro de la Comisión del Decreto 11/85 y presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), ha indicado a Europa Press que también trasladarán a Merino el objetivo "irrenunciable" de que el decreto que recoge tanto este sistema de control como el principio de reciprocidad modulada esté publicado por la Junta antes del verano.

En cuanto a la Consejería de Fomento y Vivienda y los cambios sufridos tras la salida del Gobierno andaluz de IU, los taxistas de la capital esperarán a las elecciones del 22 de marzo y a la constitución del nuevo Ejecutivo para recordarle el acuerdo adoptado el pasado mes de diciembre que pasaba por la publicación antes del verano de este decreto, con el que, a su juicio, se solucionará el problema del reparto de la clientela en el aeropuerto.

Tal y como ya afirmaron, no están dispuestos a aceptar retrasos: "la publicación del decreto ya se acordó con los anteriores responsables de la Consejería de Fomento y Vivienda —en manos entonces de IULV-CA—, por lo que ahora no debe de haber ningún cambio".

En este punto, Mate ha recordado que "ya existe ese decreto, está sobre la mesa, y lo único que queda es un informe técnico"; en consecuencia, ha instado a los responsables autonómicos a "cumplir lo acordado y que la publicación tenga lugar antes del verano".

El pasado 14 de enero, con Izquierda Unida al frente aún de la Consejería de Fomento, este decreto se llevó a la primera sesión del Consejo Andaluz del Taxi, la de su constitución, lo que fue aplaudido por los profesionales de la capital, en tanto que se cumplía el acuerdo que alcanzaron en la reunión del 23 de diciembre y que permitió la desconvocatoria de las jornadas de huelga previstas para Navidad.

El compromiso pasaba por publicar antes del verano de este año el decreto que recoge el llamado principio de reciprocidad modulada, el cual les permitirá acudir, bajo precontratación, a cualquier localidad a recoger viajeros con destino al aeropuerto, al puerto y a la estación de trenes María Zambrano.

La reciprocidad modulada, en opinión del sector en la capital, pondría fin a "una situación injusta" y, en consecuencia, al conflicto con los taxistas de otros municipios por el reparto de la clientela en el aeropuerto. Un principio, sin embargo, que rechazan en bloque los profesionales del resto de la provincia e, incluso, de otros puntos del litoral andaluz.

área de prestación conjunta

Hasta ahora este principio ha sido planteado por la Junta de Andalucía como un paso previo a la creación del área de prestación conjunta en toda la zona de influencia del aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, cuya implantación tendría un desarrollo de dos años.

En general, el decreto recoge los acuerdos de febrero de 2014 entre la Consejería de Fomento y Vivienda y los taxistas de la capital. Así, contempla el citado principio de reciprocidad modulada y otras medidas como el control telemático para la entrada de vehículos precontratados en el aeropuerto, con la instalación de barreras.

Consulta aquí más noticias de Málaga.