Mendoza ratifica su intención de implantar los grados de 3 años "a pesar de los ataques de las universidades públicas"

El presidente de la UCAM explica su experiencia al frente de la universidad a los miembros de la Asociación de Directivos de la Región
Navarro y Mendoza, en la comida de Adimur
Navarro y Mendoza, en la comida de Adimur
EUROPA PRESS

El presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), José Luis Mendoza, ha ratificado su intención de implantar las nuevas titulaciones de grado de tres años, por lo que la UCAM va a actuar como "avanzadilla" del nuevo modelo. De hecho, ya ha comunicado su intención de implantarlo al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y a la Dirección General de Universidades, "a pesar de los ataques recibidos de las dos universidades públicas".

En su opinión, los rectores de la Universidad de Murcia (UMU), José Orihuela, y de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), José Antonio Franco, demuestran "una gran ignorancia" porque "deben de saber que para la implantación de los grados de tres años no es necesario pasar por los consejos universitarios, sino simplemente presentar un plan de modificación a la Aneca, de manera que el grado se transforma de cuatro a tres años".

Mendoza ha hecho estas declaraciones en un contacto con los medios de comunicación poco antes de participar en un foro de reflexión de la Asociación de Directivos de la Región de Murcia (Adimur) y al ser preguntado por los proyectos de futuro de la universidad para 2015.

El nuevo modelo de tres años, según Mendoza, "facilita mucho el costo universitario a los padres", y para la universidad "supondrá una pérdida económica, porque supone la pérdida de un año de ingresos en la universidad". Y es que recuerda que la UCAM es privada y católica; una Fundación "sin ánimo de lucro que da un servicio público sin costo para la administración pública".

Por tanto, reconoce que la UCAM va a perder "una importante fuente de ingresos", pero va a facilitar a las familias "un costo menor para que hagan un grado universitario y tengan la posibilidad de colocarse profesionalmente antes. Luego tienen tiempo de especializarse", destaca.

"igual que en el resto de europa"

En este sentido, Mendoza ha defendido que las titulaciones de grado de tres años "están en el resto de Europa", y ha recordado que el sistema actual fue creado por el PSOE: es llamado el "modelo presoviético, porque estaba implantado en Rusia y en España solamente", consistente en cursar cuatro años en todas las titulaciones.

Mientras tanto, explica que en el resto de Europa, en países como Reino Unido, Francia, Italia y los países del Benelux y norte de Europa se cursan "carreras de tres años con una alta especialización profesional posterior de uno o dos años".

"Estamos en Europa, es importante la libre circulación y que nuestros graduados no tengan ningún problema en salir a Europa como los están teniendo, por presentarse con titulaciones de cuatro años que Alemania y otros países no reconocen", asevera.

En su opinión, hay muchas titulaciones que "no tiene sentido que sean de cuatro años", y apuesta por respetar "aquellas titulaciones que tengan atribuciones profesionales, que ya son de cuatro años, como Medicina, Farmacia o las ingenierías".

Para Mendoza, hay un "inmovilismo total" por parte de la UMU y la UPCT a este respecto, y lamenta que se trata de un asunto "politizado". Otras universidades públicas, explica, "ya se han echado atrás y han dicho que van a implantar el grado de tres años".

Invitación de adimur

Mendoza ha agradecido la invitación de Adimur y a los empresarios que han acudido a la charla para escuchar su experiencia al frente de la UCAM. En concreto, ha recordado cómo nació la universidad, los proyectos desarrollados y qué objetivos tiene la institución docente para llevar a cabo, entre otras cuestiones. Asimismo, se ha puesto a disposición de los directivos para responder a sus preguntas.

El presidente de la UCAM, que ha recordado que la UCAM tiene 19 años de historia, ha destacado la importancia de la gestión económica para el buen curso de "cualquier actividad empresarial". Si no funciona esta vertiente, ha explicado que no funcionaría "ni la académica ni la investigadora ni nada".

A este respecto, ha considerado que ha sido fundamental "llevar a cabo ajustes importantes en un momento de crisis", así como el adelantarse al resto de las universidades españolas en la implantación de los nuevos grados, cosa que la UCAM fue la primera en hacer en España "marcando la diferencia".

Igualmente, ha remarcado la importancia de la garantía de calidad en la docencia y la investigación, así como la labor evangelizadora, es decir, "educar en valores éticos y morales a la luz del humanismo cristiano, que es un hecho que nos diferencia del resto de universidades".

De hecho, recuerda que solo Navarra tiene un modelo parecido, en el que se le da "importancia a la persona, qué formación recibe, que sean personas de bien, que sean grandes profesionales en las áreas de especialización que cursan en la universidad y que ayude a construir una sociedad más justa".

Por su parte, el presidente de Adimur, Javier Navarro, ha considerado que "hay que apostar por la sociedad del conocimiento en la Región de Murcia y en España", porque "no podemos competir con materia prima barata y no debemos competir con mano de obra barata".

Por ello, apuesta por ir a una sociedad "del conocimiento y de la innovación". En este sentido, más allá de disputas puntuales, cree que hay que apoyar a las universidades públicas y privadas de la Región, que son las que "generan estos años de crecimiento".

En su opinión, la Región de Murcia tiene unos activos estratégicos que hay que "mantener y que hay que optimizar, que son nuestras universidades públicas y privadas". De hecho, sostiene que Murcia "no sería Murcia sin el conocimiento que generan".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento