Una fetua egipcia prohíbe que dos personas de distinto sexo trabajen juntas a solas si ella no le ha amamantado cinco veces

  • Las fetuas son edictos emitidos por clérigos islámicos aunque no son vinculantes para todos los musulmanes.
  • Nace de una estricta interpretación del Islam, que establece que solo pueden estar a solas los matrimonios o familiares cercanos.
  • Muchos musulmanes consideran que para que dos personas de distinto sexo trabajen juntos y a solas basta con que ella lleve el hiyab.

Dos profesores del Al Azhar, uno de los centros teológicos suníes más importantes, han dictado una fetua revolucionaria que establece una curiosa prohibición: un hombre y una mujer no pueden trabajar a solas si ella no le ha amamantado con anterioridad.

Todo nace de una estricta interpretación del Islam, según publicaba El País, que establece que no pueden estar a solas dos personas del mismo sexo, a menos que estén casadas o tengan un vínculo familiar cercano.

Según algunos teólogos citados por el diario, esta visión tan particular proviene de una interpretación libre de un caso ocurrido en tiempos de Mahoma, cuando éste recomendó a una madre que amamantara a un hijo adoptivo.

A los profesores Ezzat Attia y Abdelmanhdi Abdelkader no les sirve que las mujeres lleven el hiyab cuando trabajen a solas con un hombre, como a muchos otros creyentes que se han amoldado a las necesidades laborales de la actualidad.

Consideran que la mujer puede quitarse el velo, siempre y cuando haya "amamantado directamente de su seno en cinco ocasiones".

Otras fetuas conflictivas

Un imán indio dictó en una fetua que la ropa utilizada por la tenista Sania Mirzapara jugar era inadecuada, algo de lo que también se hacía eco el diario.

Otra, aparecida el año pasado de manos de un antiguo decano de la facultad de Al Azhar, establecía que si los esposos realizaban el acto sexual completamente desnudos se invalidaba el matrimonio.

Algunas fetuas instan al asesinato o justifican actos terroristas, aunque no son obligatorias para todos los musulmanes.

Cualquier clérigo puede emitir estos edictos, aunque el Parlamento jordano ya restringió su emisión en 2006, mientras que el Tribunal Supremo de Bangladesh dictaminó que los edictos de este tipo que condenan a muerte son ilegales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento