El grupo yihadista Estado Islámico (EI) difundió este sábado un vídeo en el que se muestra la decapitación del periodista japonés Kenji Goto, secuestrado en Siria.

Hace 11 días, coincidiendo con el viaje del primer ministro nipón, Shinzo Abe, a Oriente Próximo, el EI envió un primer vídeo en el que demandó a Tokio que pagara 200 millones de dólares a cambio de no asesinar a Goto, capturado en octubre, y a otro ciudadano japonés, Haruna Yukawa, que fue ejecutado el pasado sábado.

Al Gobierno japonés: vosotros, como vuestros estúpidos aliados (...) aún no habéis comprendido que nosotros (...) estamos sedientos de vuestra sangreEl autodenominado grupo de estudios del Estado Islámico, Furqan, ha publicado un vídeo en el que aparece el ejecutor del grupo, 'John el Yihadista', junto al rehén japonés, al que finalmente decapita.

"Al Gobierno japonés: vosotros, como vuestros estúpidos aliados (...) aún no habéis comprendido que nosotros (...) estamos sedientos de vuestra sangre", afirma 'John el Yihadista' en la grabación.

En el vídeo no se menciona al piloto jordano Muad Kasasbeh, apresado tras estrellarse su avión durante una operación de la coalición internacional contra el Estado Islámico.

El Estado Islámico pedía a cambio de la vida de Goto y Kasasbeh la liberación de la terrorista Sajida al Rishawi, una de las islamistas más destacadas del mundo. Es la hermana de Mubarak Atrus al Rishawi, mano derecha del fallecido líder de Al Qaeda en Irak (AQI), Abú Musab al Zarqawi. Lleva una década en una prisión jordana tras ser detenida en un intento de atentado suicida fallido.