El presidente de Asturias, Javier Fernández, ha afirmado este sábado de que la "estrategia" del PP ante estas elecciones es "mucha coleta en televisión para fragmentar al centro izquierda" y ha avisado a los suyos de que van a tener que combatir "dos miedos" entre los que les están "cercando": los 'populares' acusándoles de "radicalización" y Podemos, hablando de su "moderación".

Así se ha pronunciado el presidente asturiano en la inauguración de la Conferencia Autonómica del PSOE, que reúne este fin de semana en Valencia a los candidatos autonómicos socialistas que pasarán por las urnas a lo largo de este año, una cita en la que sólo faltan la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por una gripe, y la navarra María Chivite, que está a punto de dar a luz.

Ante el resto de candidatos autonómicos, y en presencia del secretario general, Pedro Sánchez, el presidente asturiano ha subrayado que los socialistas "siempre" han tenido que luchar "contra el miedo" y ha defendido que tienen que hacerlo "sin mentir, sin engañar y sin prometer" lo que no pueden "cumplir".

Ahora, ha dicho, se enfrentan al discurso del PP, que está "inyectando miedo" a los ciudadanos hablando de "la radicalización del PSOE", que el PP "quiere gestionar". Fernández ha lamentado que e miedo es "la herramienta preferida de la derecha" para crear su hegemonía, que utilizan para "luego presentarse ante los miedosos como la única fuerza política capaz de parar la amenaza que le atemoriza".

Pero ahora, ha avisado, esta estrategia está siendo utilizada por otro partido, el de Pablo Iglesias. "Nos están cercando entre dos miedos, uno que fabrica la derecha a nuestra radicalización, pero hay otro que habla de nuestra moderación", ha afirmado Fernández, que ha hablado de un "rumor" de que ahora el PSOE es "un partido conservador".

"somos el adversario de todos los partidos"

"Nuestro adversario es el PP, entre todos los partidos, pero somos el adversario de todos los partidos", ha insistido el presidente asturiano, que ha lanzado también ataques a Podemos. Así, ha avisado de que la izquierda que dice defender la justicia, el socialismo y la libertad "no se puede plantear soluciones mágicas, inmediatas y brillantes", pasar "del rupturismo radical en seis meses al reformismo moderado".

Y tampoco, ha dicho, se puede "estigmatizar" al adversario, utilizando el proceso político para "denigrarlo y expulsarlos de la vida política". "No pueden falsear y mentir, simplificar, y sobre todo no puede pretender ser lo que no es, porque la izquierda nunca puede negarse a sí misma", ha remachado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.