El equipo médico del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que está atendiendo a la paciente con sospecha de estar contagiada por el virus de ébola ha manifestado que, tras su tercera noche ingresada en el hospital, continúa evolucionando favorablemente y se mantiene sin fiebre.

En un comunicado, el equipo de profesionales que la atiende han explicado que continúa realizándole exploraciones físicas y la medición de las constantes vitales, con buenos resultados. De esta manera, estas actuaciones se mantendrán mientras la paciente siga ingresada en el Hospital Virgen del Rocío, centro de referencia para la atención a este tipo de pacientes dado que dispone de un equipo de profesionales formados específicamente y dotado de equipos de protección para ello.

Así las cosas, este sábado se han enviado nuevas muestras de sangre al laboratorio nacional de referencia, el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III, tras recibir un primer resultado negativo. Los nuevos resultados son determinantes para descartar definitivamente el contagio.

El equipo formado para atender los casos sospechosos de ébola está compuesto por 12 profesionales en cada turno —supera los 60 en total—. En concreto, dos especialistas en Infecciosos, un especialista en Medicina Preventiva, dos enfermeras, una técnico de cuidados auxiliares de Enfermería (TCAE), un celador, dos profesionales de la limpieza, además de dos especialistas en Microbiología y un especialista en Bioquimíca.

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha vuelto a agradecer una vez más el trabajo realizado por los más de 100 profesionales que han participado en las actuaciones, a la par que recuerda que "tanto la paciente como los profesionales tienen garantizada su seguridad, tal y como establece el protocolo, que está funcionando según lo previsto".

El virus del ébola se adquiere por contacto directo con sangre, secreciones, fluidos, tejidos y órganos de pacientes vivos o que han muerto a causa de la enfermedad. Los especialistas consideran que una persona con ébola no contagia hasta que el paciente empieza con síntomas, añade.

PROTOCOLO

El protocolo de actuación frente a un caso sospechoso de infección por virus del ébola establece que el paciente debe ser aislado y trasladado al hospital de referencia, donde permanecerá en una habitación aislado, dotado de todo el material necesario para su atención.

El plan dicta además las medidas de protección de los profesionales que entran en contacto con el paciente afectado, así como para aquellos que se encargan de la desinfección de los habitáculos o materiales con los que haya estado con contacto dicho paciente.

Del mismo modo, enumera cómo debe vestirse y desvestirse el personal, con batas o trajes de protección, mascarillas, patucos, dobles guantes y gafas, así como el material —mascarilla, bata desechable de manga larga y guantes— que se entrega al paciente para su aislamiento.

En lo que respecta a las ambulancias que se utilizan para los traslados de posibles casos, está definido cómo se realizan, así como la forma en la que se tiene que realizar la esterilización del habitáculo.

En Europa y, en concreto, España, teniendo en cuenta la forma de transmisión de la enfermedad —a través de los fluidos o secreciones corporales— y la escasa relación con los países en los que se ha extendido la enfermedad, el riesgo de aparición de casos importados se considera muy bajo.

Salud recuerda por último que España presenta un riesgo muy bajo por la ausencia de rasgos epidemiológicos en relación con el virus del ébola. En cualquier caso, de acuerdo con los criterios europeos, de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Andalucía cuenta con las medidas de control y vigilancia epidemiológica necesarias para atender posibles casos de ébola.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.