El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha asegurado este sábado que no se arrepiente "en términos personales" de haberse reunido con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, pero ha añadido que prefiere comer con Pedro Sánchez de aquí a mayo todas las veces que sea posible".

Así ha respondido el alcalde de Toledo a su llegada al Palacio de Congresos de Valencia, donde se celebra este fin de semana la Conferencia Autonómica del PSOE, cuando se le ha preguntado si se arrepiente de haber participado de esa cena, que provocó malestar en la dirección federal del PSOE. Page ha explicado que "no" se arrepiente "en términos personales" y ha subrayado que fue un encuentro de tipo privado del que ya "se ha dicho todo".

Preguntado por si la cita de este fin de semana va a servir de muestra de apoyo del partido al secretario general, Pedro Sánchez, tras semanas de ruido interno sobre su liderazgo, el líder de los socialistas castellano-manchegos ha subrayado que más que a mostrarle apoyo, los candidatos autonómicos acuden a Valencia a "pedirle apoyo" para sus elecciones.

"al dirigente que se subestima,

Acaba en la moncloa"

Además, Page ha subrayado que el líder del partido "está abriendo un camino muy novedoso en la política española", en los "pocos meses" que lleva al frente del PSOE. Además, ha avisado a aquellos a los que "les gusta subestimar a los dirigentes políticos", que al "dirigente político al que se ha subestimado en España, ha terminado en La Moncloa". "Venimos unidos y saldremos unidos", ha recalcado.

Sobre la polémica cena se ha preguntado también al anfitrión de la Conferencia Autonómica, el candidato a la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quien ha restado importancia al encuentro asegurando que fue "una reunión que forma parte de una agenda privada". "No se toman decisiones sobre el partido fuera del partido", ha afirmado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.