Baleares ha sido el principal destino elegido por los no residentes en el ámbito del turismo rural en 2014, con el 34,6 por ciento de las pernoctaciones, lo que supone un 9,1 por ciento más que el año anterior, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por zonas turísticas, Mallorca es el principal destino, con 618.096 pernoctaciones. La ocupación fue también la mayor, con el 51,4 por ciento de las plazas ofertadas.

En total, las pernoctaciones ascendieron a 737.325 en Baleares durante el pasado año en establecimientos de turismo rural, un 8,8 por ciento más que en 2013 (677.536).

Por su parte, las pernoctaciones en campings se elevaron en las Islas Baleares hasta las 183.467 estancias en 2014, un 6,7 por ciento más que el año anterior (171.830).