Las intensas lluvias caídas en las últimas horas mantienen cortadas numerosas carreteras del País Vasco por la presencia de balsas de agua o pequeños desprendimientos de tierra, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press.

En este sentido, en la N-240, a la altura de Areatza (Bizkaia), la Ertzaintza regula el paso alternativo de vehículos por la caída de un árbol, mientras que la BI-634, en Gatika, está cortada por la presencia de una importante balsa de agua. Asimismo, los desprendimientos de tierra están provocando cortes en Arrankudiaga (BI-625), Kanpazar (BI-632) y Oñate (GI-2630).

Por otro lado, en la medianoche de este viernes la Policía vasca desalojó por precaución tres caseríos situado en el barrio de Cotorrio, en Abanto (Bizkaia), a consecuencia de un desprendimiento de tierra que afectó a la línea de Renfe que transita por el municipio.

PUERTOS

Por otro lado, la nieve ha obligado a cerrar el tráfico para camiones en los puertos alaveses de Herrera y Azazeta, mientras que en los puertos alavesas de Zaldiaran y Opakua es obligatorio el uso de cadenas para todos los vehículos.

Por su parte, los bomberos de la Diputación de Bizkaia realizaron este pasado viernes 60 salidas por actuaciones relacionadas con problemas motivados por el temporal.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.