La Mesa de Crisis del Ayuntamiento de San Sebastián ha activado la alerta naranja ante la crecida del río Urumea debido al temporal de viento y lluvia que afecta a Euskadi y ha pedido medidas preventivas a los vecinos de los barrios donostierras de Txomin-Enea y Martutene.

El nivel del Urumea ha alcanzado los 3,74 en Martutene la noche de este viernes. Como consecuencia de ello, desde el Ayuntamiento se ha enviado aviso por SMS a los vecinos y vecinas de Tomin-Enea y Martutene, para que saquen sus vehículos de los garajes.

Los afectadas por esta medida podrán llevar sus vehículos a Garbera, desde donde se ha dispuesto autobuses lanzadera para poder bajar con una frecuencia de paso cada media hora. El Consistorio está avisando también a través de megafonía y semáforo.

La Mesa ha decidido tomar ahora esta decisión por las molestias que puede generar el hecho de tener que salir a mover el coche de madrugada, según informar el Ayuntamiento en un comunicado.

Asimismo, los servicios sociales también están activados, analizando la capacidad de los albergues por si fuera necesario utilizarlos y todos los Servicios Municipal, que están preparados para cualquier cuestión que se necesite.

La Mesa de Crisis en la que se encuentran el alcalde, Juan Karlos Izagirre, la concejal de Protección Civil, Nekane Burutaran y la concejal de Infraestructuras y Servicios, Nora Galparsoro, sigue reunida analizando la situación.

Junto a ellos se encuentran responsables de Guardia Municipal, DYA, Dbus, Protección Civil, Bomberos, Bienestar Social, Mantenimiento, Saneamiento y otros departamentos municipales, además de un representante de las vecinas y vecinos de Txomin-Enea.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.