'Ihr Kandidat', 1961
'Su candidato' (1961), 'décollage' del alemán Wolf Vostell Wolf Vostell - © VG Bild-Kunst Bonn, 2015

Una gruesa capa de carteles publicitarios, pegados unos sobre otros en la calle de cualquier ciudad, puede convertirse en un collage oculto, esperando a revelarse capa por capa. En cuanto se arrancan pedazos de la imagen más nueva, las demás resurgen modificándola y alterando su significado original.

A veces contemplados como artistas pop tempranos, pioneros del arte callejero o protagonistas de una "poesía natural" extraida de la realidad, los affichistes (afichistas o cartelistas) recorrían en los años cincuenta las calles de París y Roma, en busca de carteles superpuestos y deteriorados para llevárselos, hacerlos jirones y transformarlos en testimonios artísticos de la vida urbana.

El museo Schirn Kunsthalle de Frankfurt (Alemania) inaugura el 5 de febrero una extensa muestra sobre los poco conocidos afichistas, abanderados de un "nuevo realismo" poético en una Europa que todavía salía del trauma de la II Guerra Mundial. Poesie der Grossstadt. Die Affichisten (Poesía de la metrópolis. Los afichistas) recopila 150 trabajos, tanto pequeños fragmentos como en gran formato, que van de lo abstracto a la modificación de iconos como Marilyn Monroe o el logotipo de Coca-Cola, que luego se repetirían hasta la saciedad en el arte pop.

Comentarios sociales y políticos

La muestra —que se puede visitar hasta el 25 de mayo— abarca el periodo entre 1946 y 1969 y presta especial atención a los primeros pasos del movimiento. Con Ach Alma Manetro, un friso de más de 2,56 metros de largo a modo de manifiesto, los artistas franceses Raymond Hains y Jacques Villeglé inauguraban la práctica de lacerar carteles (llamada affiche lacérée o décollage en francés) en 1949 y además formulaban por primera vez que la obra de arte era colectiva, no individual.

Formulaban en 1949 que la obra de arte era colectiva, no individualComplementadas con creaciones fotos, película y experimentos poéticos de los autores (figuras destacadas del afichismo como Hains, Villegré, François Dufrêne, Mimmo Rotella y Wolf Vostell), las obras se dividen por temas del arte afichista: abstracción, material/proceso, letrismo, política y pop.

Los organizadores de la muestra —que cuenta con préstamos de colecciones privadas y museos como el Pompidou de París, el Museo Reina Sofía de Madrid y el S.M.A.K de Gante— subrayan que el movimiento se involucró en la realidad social y política de un modo tan radical como poético: con la descomposición de los mensajes originales de los carteles se generaba una nueva lírica, el póster de propaganda política revertía su significado cuando lucía ajado y maltratado.