Los trabajadores de Delphi iniciaron ayer viernes la quinta y penúltima etapa de la marcha que emprendieron el pasado lunes desde la factoría de Puerto Real (Cádiz) y que finalizará hoy sábado ante la sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, en protesta por el cierre anunciado por la multinacional.

La etapa de ayer cubrió los casi 20 kilómetros que distaban entre la localidad de Los Palacios y el barrio de Bellavista, en las afueras de la capital hispalense.

Los trabajadores afirman estar "más fuertes" cada día que pasa tras una marcha de 120 kilómetros

El presidente del Comité de Empresa, Antonio Pina, dijo que "la gente está más fuerte" cada día que pasa, después de que el lunes unos 150 de los casi 1.600 empleados empezaran la marcha a pie para recorrer los casi 120 kilómetros que separan Puerto Real de Sevilla.

Ahora con todos los trabajadores y las familias

Pina explicó que una vez que los integrantes de la movilización lleguen mañana a la capital sevillana, se unirán a ellos "nuestras familias y todos los trabajadores de la empresa" para caminar juntos hasta la Casa Rosa, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

El representante de los trabajadores señaló que pretenden ser recibidos por el presidente andaluz, Manuel Chaves, a quienes presentarán sus reivindicaciones.

Esta marcha es una de las acciones de protesta diseñadas por el Comité de Empresa de Delphi para exigir una salida a este conflicto, que dejará en la calle a más de 1.600 trabajadores de forma directa, e indirectamente afectará a unas 4.000 familias.

Desde que la dirección de la empresa anunció hace tres meses el cierre de la factoría de Puerto Real, dedicada a la fabricación de componentes de automoción, los trabajadores y sus familias han protagonizado numerosas manifestaciones en distintas localidades gaditanas.

Los sindicatos mayoritarios convocaron también una huelga general el pasado 14 de abril que paralizó los catorce municipios de la Bahía de Cádiz.