Endesa entregará el 'Premio Endesa Salto Energético' durante FITUR 2015, un reconocimiento especial a proyectos que hayan realizado una mejora energética demostrable, integrando mejoras con el entorno o generando su propia demanda.

El galardón es parte de los Rethink Hotel, que reconocen los mejores proyectos de rehabilitación sostenible del sector y que se entregarán en el marco de la XXXV edición de la Feria Internacional de Turismo, según indica la compañía.

Endesa recuerda que ofrece soluciones personalizadas para ahorrar hasta un 80% en el consumo energético de los hoteles, gracias a un uso más eficiente de los sistemas de iluminación. La compañía ha formado a un equipo de más de 300 profesionales que analizan cada caso y, de este modo, pueden realizar un diseño o una renovación adaptada a la demanda concreta de cada instalación.

Para iluminar de forma eficiente, Endesa diseña un plan para satisfacer las necesidades visuales con el mínimo consumo energético y el mayor confort y seguridad, lo que permite también reducir las emisiones de CO2. Este es el caso de un hotel en Madrid que sustituyó las bombillas incandescentes y halógenas por tecnología LED, ahorrando más de 100.000 euros al año, es decir un 80% respecto a lo que consumía previamente.

Además, Endesa ofrece también la posibilidad de alcanzar importantes ahorros gracias a la mejora de las instalaciones eléctricas de los establecimientos. La compañía se ocupa de analizar el estado de dichas instalaciones y ofrece soluciones concretas; así, en un hotel de Barcelona, instaló un centro de transformación con interconexión a la red, lo que permitió un ahorro de un 15% en la factura energética del hotel.

Endesa también logra ahorros de más del 40% en las instalaciones térmicas, incrementando el rendimiento de dichas instalaciones, garantizando el suministro, y reduciendo hasta en un 25% las emisiones de CO2. Asimismo, otro de los aspectos susceptibles de mejora para el sector hotelero es la climatización. Renovando los sistemas de aire caliente y frío se consigue, no sólo el confort de los huéspedes, también la reducción del mantenimiento y la mejora de la eficiencia energética logrando ahorros de más del 30%.