Registro en Tarragona
Un vehículo de la Guardia Civil ante uno de los edificios en el que se ha practicado uno de los registros contra una red dedicada al blanqueo de capitales. ROGER SEGURA / ACN

Hasta 35 personas han sido detenidas por blanquear en España dinero de operaciones de venta de vehículos en Francia en una operación conjunta de la Guardia Civil, los Mossos d'Esquadra, la Policía gala y la Agencia Tributaria, en la que se han hecho una veintena de registros.

Hay registros y detenciones en Tarragona, Málaga, Almería, Lyon y PerpiñánSegún han informado fuentes de la investigación, la operación se está desarrollando este miércoles por la mañana sobre todo en Cataluña, con actuaciones policiales en Tarragona y su provincia, en poblaciones El Perelló, L'Ametlla de Mar, Torredembarra, El Vendrell, Roda de Berà y Cambrils. Estos registros se suman a los que se han realizado en Andalucía, concretamente en Málaga y Almería, así como en Francia, en Lyon y Perpiñán.

Entre la quincena de registros llevados a cabo en Tarragona y su provincia, destaca el de un despacho de economistas situado en la céntrica Rambla Nova de Tarragona, lo que ha levantado mucha expectación entre la ciudadanía. La Guardia Civil se ha llevado varias cajas precintadas de documentos tras un registro de varias horas que se ha iniciado a las siete y media de la mañana.

También destaca el registro a cargo de los Mossos d'Esquadra en un club de alterne en la carretera N-340, entre los términos municipales de Torredembarra y Creixell, propiedad de unos ciudadanos franceses. También se registran domicilios particulares y negocios del sector inmobiliario. Además de la Guardia Civil y los Mossos, en el dispositivo ha colaborado también la policía judicial de Toulouse y el servicio nacional de aduanas judicial de Lyon. En total, se han movilizado 200 agentes de ambos países.

Defraudaban el IVA de los vehículos de gama alta que comprabanAl parecer los arrestados integrarían una organización internaciona, afincada en Tarragona, y especializada en fraude fiscal y blanqueo de capitales. Lo hacían comprando vehículos de lujo en Alemania a través de sociedades que emitían facturas falsas desde España, Eslovenia, Rumania y Bulgaria. Posteriormente, vendían los coches a Italia y, sobre todo, Francia —que inició las investigaciones hace dos años—, donde la banda defraudaba parte del IVA con el método conocido como carrusel del IVA.

Este sistema aprovecha que cada estado miembro de la Unión Europea aplica sus propios tramos del IVA y que la liquidación de este impuesto por comercio entre países intracomunitarios depende de una norma de 1993. Según esta norma, la empresa puede deducirse el IVA, lo que en la práctica significa que no pagará este impuesto, laguna legal que habría aprovechado esta organización para defraudar unos 20 millones.

Las diligencias relacionadas con esta operación están declaradas secretas por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Tarragona y está tutelada por la organización judicial Eurojust, el equivalente judicial de la Oficina Europea de Policía Europol.