«Me preocupa que ZP no llame por Zincsa»
Ignacio Segado. (Lara Roda).
Ignacio Segado quiere una Cartagena más moderna. Su deseo lo transmite a través del diseño de su web y su programa electoral. Presenta su experiencia como vicerrector de la Universidad Politécnica de Cartagena como aval de su gestión, que ahora pretende trasladar del campus a la Alcaldía de la ciudad portuaria en las filas del PSOE.

¿Dónde centrará su gestión si es alcalde de Cartagena?

En el bienestar social. Pretendemos conseguir que haya una ratio de un trabajador social por cada 3.000 cartageneros, frente a la actual de uno por 20.000. Además, me gustaría llevar a cabo una política hacia los mayores más activa, por lo que crearemos una concejalía del mayor y un senado de los mayores en los que éstos puedan participar en la vida pública. Asimismo, creo que hay que cambiar el reglamento del participación ciudadano para hacerlo mucho más participativo.

La subida de los precios de los pisos también se nota en los problemas para acceder a una vivienda...

Queremos realizar un plan municipal de vivienda; sobre todo, incidiremos en los jóvenes, que son los que tienen más problemas. Nos comprometemos a que cuatro de cada diez VPO que se construyan sean para este colectivo y que dos de cada diez sean para otros colectivos más desfavorecidos, como familias monoparentales, mujeres con cargas familiares o mayores. En total, una de cada tres viviendas de nueva construcción será de protección oficial.

Los cartageneros se suelen quejar del transporte público de una ciudad con tantas diputaciones...

El transporte público no funciona y hay que mejorar la frecuencia. Se tarda lo mismo en autobús en venir a Cartagena desde una diputación a seis kilómetros que en ir a la ciudad de Murcia: 35 minutos. Prometo hacer un parking disuasorio en la zona este de la ciudad, una red de autobuses rayos por el casco urbano e incentivar el uso del transporte público. Pero también creo en la puesta en marcha de un tranvía, que conecte el centro y las zonas próximas de Los Dolores y el Barrio Peral.

El futuro de los 270 trabajadores de Zincsa está en el aire por las disputas entre la Administración regional y el Gobierno central e inevitablemente le está afectando. ¿En qué posición se sitúa?

Yo fui el primer socialista que se pronunció a favor de que la empresa Zincsa se ubicara en el polígono de Los Camachos, si realmente es interés de la empresa instalarse allí. Los trabajadores saben que estamos con ellos, de ahí que crea que el Ministerio de Vivienda y Sepes deban de ponerse en contacto con el consejo de administración.

¿Cree que hay otras alternativas a Los Camachos?

Hay que intentar que sea en Los Camachos, pero en Cartagena hay nueve millones de metros cuadrados de suelo industrial sin desarrollar y el Ayuntamiento tiene la potestad de negociar con los propietarios. General Electric tiene cuatro millones de metros cuadrados de suelo industrial que no ha desarrollado y que se pueden comprar. E incluso cabe la opción de recalificar suelo rústico del municipio.

¿Y por qué el Ministerio de Vivienda no se pronuncia?

Porque el voto de un murciano no pesa lo mismo que el de otros en Madrid.

Zapatero prometió a los trabajadores de Zincsa una solución esta semana...

Estoy muy preocupado porque no se les ha llamado. Si no cumple con su palabra respetaré las medidas que adopten los trabajadores.

BIO. Nacido en Cartagena, tiene 41 años, doctor en Económicas y profesor de la Universidad Politécnica de Cartagena, de la que fue vicerrector. Casado y con dos hijos es militante del Partido Socialista desde 1984.

Las preguntas de la campaña

«Apuesto por la provincia de Cartagena»

¿Está a favor de la segregación de municipios en la próxima legislatura?

Creo que el sentimiento de segregación se ha producido porque ciertas zonas no se han visto respaldadas por el Ayuntamiento y nos planteamos dos años para que todas las diputaciones estén en las mismas condiciones. Eso sí, si este deseo persiste, creo que El Algar, La Manga y Los Belones son capaces de autogestionarse. Igual que apostamos por la creación de una provincia de Cartagena.

El proyecto urbanístico en Lo Poyo ha sido paralizado por Valcárcel, ¿qué más protegería en medio ambiente?

Lo Poyo se consiguió paralizar tras una denuncia del Partido Socialista y, por lo tanto, no se va a urbanizar. En el Mar Menor creo que es urgente realizar una auditoría ambiental para saber qué debemos de proteger en esa zona tan importante para la Región.

La población de Cartagena está aumentando y creando nuevas necesidades, como en educación...

Ahora mismo hay 24.000 niños de 0 a 3 años, por lo que prometo construir 1.500 nuevas plazas en escuelas infantiles. Hay que reducir la masificación de los centros educativos y crear 120 aulas más.

¿Qué mensaje les transmitiría a las personas que no tienen pensado ir a votar, sobre todo los jóvenes, para que lo hagan y además por su candidatura?

Los ciudadanos están descontentos y cansados de los políticos. Pero quiero decirles que no todos son iguales y que el 27-M es un día en el que tienen la oportunidad de expresar su decisión.

Sin corbata

¿Cuál es su vicio favorito? El trabajo.

¿El personaje de qué película le hubiera gustado ser? William Wallace, de Braveheart.

¿Cómo fue su primer amor? Con 14 años, en el Club Náutico de Los Nietos.

¿Cuándo fue la última vez que se fumó un porro? Nunca lo he fumado.

¿La última vez que se emborrachó? No me acuerdo, hace diez meses que no me pego una buena juerga.

¿A qué político se quiere parecer? A Zapatero.

¿Cuál es su peor defecto como jefe? La organización.

Si pudiera escoger, ¿cómo le gustaría morirse? Tranquilamente y con el recuerdo de que he cumplido.

¿A qué huele Cartagena? A cambio.