BIO Es madrileño y tiene 43 años. Está casado y tiene una niña de tres años y medio a la que adora. Se dio a conocer como fotógrafo.

Acaba de salir de una importante reunión en la que han hablado de cómo tratarán el tema de la Pantoja en los próximos días. También han debatido sobre el noviazgo del conde Lequio y sobre un supuesto novio de Miguel Bosé.

Está la agenda repleta...

Sí, la verdad es que estos días estamos teniendo muchas cosillas por diferentes frentes.

¿Con qué disfruta más?

Con el tema de la Pantoja porque después de dos años investigando, la Justicia nos está dando la razón. Ahora hasta periódicos como El País se hacen eco de nuestras informaciones.

¿Y el tema Miguel Bosé?

Eso me gusta menos. Por regla general no me caen bien los frikis que vienen al plató a despotricar de la gente por 1.000 euros.

Si van a los programas es porque ustedes los llaman, ¿no?

Yo en particular no llamo a nadie, pero si el programa decide invitar o recibir a alguien, yo tengo que acatar lo que me digan.

¿No le da miedo cómo influye la información rosa en este tipo de gente?

No me da ningún miedo. ¿Por qué habría de darme miedo? Me da rabia que la gente invada la intimidad de los demás.

¿No es lo que hacen ustedes?

Para nada. Nosotros hay temas en los que no nos metemos.

¿Quién pone el límite?

Lo pone la Constitución española.

¿Lo han denunciado en alguna ocasión?

Sólo tres veces en 20 años de profesión.

¿Quién lo hizo?

El conde Lequio, Pepe Navarro y... de la tercera la verdad es que no me acuerdo.

Es curioso, porque ahora ustedes también son personajes famosos.

Claro, pero es normal. Nosotros estamos más en la casa de los espectadores que personajes como Alejandro Sanz o Penélope Cruz. A mí me piden a menudo autógrafos por la calle, y es curioso porque muchos no saben ni cómo me llamo.

¿Se termina haciendo amigo de los personajes de los que habla?

Por desgracia, sí, pero me he propuesto no casarme con nadie porque eso te condiciona mucho a la hora de contar cosas.

Eso es la amistad...

Ya, pero es que para mí, esto es trabajo.

¿Y entre sus compañeros, se llevan bien?

Hay con quien te llevas bien y con quien no.

¿Quiénes son sus amigos?

Los que no se casan con nadie: María Patiño y Jesús Mariñas.