Tony Blair, junto a George Bush, compareciendo ante la prensa.
Tony Blair, junto a George Bush, compareciendo ante la prensa. (Foto: EFE)
El todavía primer ministro británico, Tony Blair, es uno de los nombres que se barajan para suceder a Paul Wolfowitz al frente del Banco Mundial (BM), según Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en el 2001 y ex vicepresidente de ese organismo.

"Es una de las personas de las que se está claramente hablando", dijo Stiglitz a la "Radio 5" de la cadena británica "BBC".

El Consejo Ejecutivo del BM aceptó este jueves la dimisión de Wolfowitz, que se hará efectiva a partir del próximo 30 de junio.

Blair ha sido claramente un líder político que ha tenido el tipo de contactos que uno necesita

El Premio Nobel de Economía, que trabajó como vicepresidente y economista jefe del Banco Mundial, reconoció que, en esta coyuntura, "sería bueno para la institución" contar con un economista con experiencia real en desarrollo, que pudiera trabajar con el personal del que Paul Wolfowitz ha estado muy distanciado durante los dos últimos años y "unir la institución".

A pesar de ello, Stiglitz aseguró que no descartaría a Blair, quien el próximo 27 de junio presentará su dimisión (la de Wolfowitz se hará efectiva el día 30 de ese mismo mes) como primer ministro a la reina Isabel II.

"Blair ha sido claramente un líder político que ha tenido el tipo de contactos que uno necesita, que sería útil como presidente de la institución", añadió.

Las palabras de Stiglitz coinciden con las de algunos analistas, quienes también apuntan a la posibilidad de que Blair reemplace a Wolfowitz.

Su agenda no lo impediría, ya que éste dejará de ser Primer Ministro del Reino Unido el próximo 27 de junio.

Si se produjera el nombramiento de Blair, se rompería con el tradicional reparto de puestos (Banco Mundial y FMI) entre EEUU y Europa.

Salida negociada

La dimisión de Wolfowitz requirió un largo proceso de negociación ante la demanda de éste de que el comunicado final reconociese que actuó de buena fe al decidir los detalles de las condiciones laborales de Riza.

El presidente Bush se mostró reacio a aceptar la dimisión de Wolfowitz.

"Paul Wolfowitz es un buen hombre, apasionado por las dificultades de los pobres en el mundo. Hubiéramos preferido que se quedara al frente del banco, pero el presidente, aunque reacio, acepta su decisión", dijo ayer Fratto uno de los portavoces del presidente.

El Consejo reconoció en su comunicado que Wolfowitz actuó de buena fe e informó, además, que empezará el proceso de nominación de un nuevo presidente inmediatamente.