Un grupo bipartidista de senadores estadounidenses ha alcanzado un acuerdo sobre un proyecto de ley de reforma migratoria que legalizaría la situación de indocumentados en el país, según ha informado el legislador demócrata Edward Kennedy.

La iniciativa establecería también un sistema basado en méritos para los futuros inmigrantes, teniendo en cuenta las habilidades, el nivel de educación y los lazos familiares con estadounidenses.

Punto de partida

El acuerdo fija las bases para lo que se prevé sea un apasionado debate en Senado sobre inmigración y se espera que lidere el camino para lo que sería uno de los logros más significativos del fin del período del presidente George W. Bush.

El acuerdo solo sientan las bases para un futuro debate en las cámaras legislativas
Los negociadores, encabezados por el senador Edward Kennedy, demócrata por Massachusetts, y el senador Jon Kyl, un republicano por Arizona, resolvieron el jueves por la mañana los detalles finales del acuerdo.

Consultado sobre si el grupo había logrado un acuerdo, Kennedy dijo: "sí"; el senador John McCain, un republicano por Arizona que asistió a la sesión matutina, confirmó también que el grupo alcanzó un consenso.

Empleos temporales

Los trabajadores volverían a su país tras cumplirse su contrato temporal
La legislación crearía un programa de empleo temporal que exigiría a los trabajadores que regresen a su país de origen luego de un período de tiempo.

Los senadores también acordaron un refuerzo en la seguridad fronteriza y la aplicación de las medidas laborales que se impondrían antes de que el programa comience a funcionar, dijeron asesores del Congreso.

La propuesta limitaría la inmigración basada en la familia a los parientes inmediatos.