Asistentes a un mitin en Argelia.
Asistentes a un mitin en Argelia. (Foto: EFE)

La abstención a las elecciones legislativas argelinas de hoy tiene su mayor número de partidarios en la Cabilia, como se puede comprobar en su capital, Tizi Ouzou, ciudad donde sus habitantes se sienten escasamente interesados en la cita electoral.

Después de la independencia del país, Cabilia constituye la cuna de la oposición social y política de Argelia y esta característica se manifiesta en cada cita electoral.

Después de las elecciones legislativas de 2002, Tizi Ouzou contó con una participación electoral de apenas el dos por ciento y en el mejor de los casos (en otros recuentos electorales conocidos en el país en años pasados) la participación jamás ha pasado del 30%.

Este año, los habitantes de esta ciudad no dudan entre participar o no, sino entre la abstención y el boicot.

Los tres actos electorales celebrados hasta ahora fueron anulados por la falta de público

El tono de esta campaña en los últimos veinte días se ha caracterizado por su monotonía, y los tres actos electorales fueron anulados por la falta de público.

Aquellos que optan por el boicot responden a la llamada del Frente de Fuerzas Socialistas (FFS) del histórico Hocine Ait Ahmed.

Al final del mes de marzo pasado, el FFS, formación especialmente implantada en Cabilia, decidió boicotear las elecciones y emprendió una campaña para incitar a la población a no participar.

En las paredes de la ciudad de Tizi Ouzou, como de otras ciudades importantes de la región, los socialistas han colgado el retrato del líder Ait Ahmed y el eslogan "Yo no votaré el 17 de mayo".

El FFS ha argumentado esta decisión en el hecho de no avalar "un parlamento que tiene como única misión la creación de una cámara al servicio del poder" y porque, según sus dirigentes, "los resultados son conocidos de antemano y siempre son favorables a los partidos de la alianza presidencial"

Los responsables del FFS hacen alusión al Frente de Liberación Nacional (FLN) del primer ministro, Abdelaziz Belkhadem; la Agrupación Nacional Democrática (RND), siglas en francés, del presidente del ejecutivo, Ahmed Ouyahia, y el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP) del actual ministro y consejero de la presidencia, Abou Djerra Soltani.

Alianza gubernamental

Estas tres formaciones forman desde 2002 una alianza encargada de llevar a cabo el programa del presidente Abdelaziz Bouteflika y dominan la asamblea.

Una segunda franja de la población local, particularmente los jóvenes y los estudiantes, se consideran también "completamente indiferentes" ante las elecciones.

"Muchos de los jóvenes no se sienten identificados con la llamada al boicot que es un acto político y militante y consideran la abstención una opción más simple.

Quienes piensan así son una mayoría de estudiantes comprometidos políticamente pero que desgraciadamente no creen en todas las promesas que les hacen" manifestó un profesor ayudante de la Universidad de Tizi Ouzou.

Incredulidad

"¿Votar y después qué?" se pregunta Idir, un estudiante

"¿Votar y después qué?" se pregunta Idir un estudiante de tercer curso de Arquitectura de la Universidad de Mouloud Mameri, para quien el parlamento argelino no tiene "ningún prestigio".

"Como es habitual, el sistema ha elegido los hombres que deberán ocupar la asamblea y el escrutinio es una farsa. Sería una novedad un parlamento que representara las voces de los ciudadanos", añade Idir.

El estudiante de Arquitectura agrega que a pesar de los acuerdos de las autoridades y los parlamentarios el desempleo alcanza un alto nivel, la crisis persiste desde hace tiempo y la situación social de los argelinos es poco brillante.

Hay todavía una parte de la población bereber que cree en estas elecciones con la única condición de que "el poder no utilice el fraude para alterar los resultados"

Son esencialmente los militantes o simpatizantes de la Asamblea para la Cultura y la Democracia (RCD) -siglas en francés, del doctor Said Sai, formación igualmente muy influyente en Cabilia.

En las diferentes salidas y declaraciones públicas de las cuatro últimas semanas, Sadi no ha parado de realizar llamamientos a la participación masiva a las elecciones.

Para el número uno del RCD, la participación masiva puede evitar cualquier tentación de fraude y podrá abrir la posibilidad de que se escuche la voz de la población.