Llamar para hacer una consulta sobre la factura del teléfono y tirarse dos horas charlando con un contestador. Por no hablar de los malabarismos para darse de baja de una compañía de Internet o telefonía.

Son sólo dos ejemplos de los motivos por los que las reclamaciones de los usuarios han colapsado en los últimos tres años la Junta de Arbitraje de Consumo autonómica (resuelven los conflictos): el año pasado, de las 2.842 peticiones de arbitraje, 1.300 fueron por telecomunicaciones. La cifra en 2005 fue de 1.200 solicitudes y de 836 en 2004, según datos de la Conselleria de Empresa.

Este boom de las peticiones de arbitraje ha colapsado las juntas hasta tal punto que, a lo largo de tres años, el tiempo que se tarda en resolver los conflictos pasó de 3 a 9 meses. Esta situación ha obligado a la Conselleria a aumentar el personal de las juntas para agilizar los trámites.

«Ahora, el plazo medio de las sentencias es de unos seis meses», según el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), Fernando Móner

Las juntas arbitrales median en los conflictos entre consumidores y empresas (en este caso operadores de telefonía e Internet) como si de un tribunal se tratara, pero más económico y con resoluciones (laudos) más rápidas, que tienen el mismo valor que una sentencia judicial.

Dinos... qué pegas has tenido con las operadoras de telefonía

Cuéntanoslo en... e-mail nosevendevalencia@20minutos.es correo Xàtiva, 15, 8 A; 46002, Valencia o en www.20minutos.es

Avacu regalará guías informativas

La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) también se ha visto desbordada por las quejas relacionadas con las telecomunicaciones. De las 13.000 recibidas en la Comunitat el año pasado, 1.200 fueron por este concepto, 100 más que en 2005 y 233 más que en 2004. Para tratar de lograr que el ciudadano esté mejor informado, la asociación va a repartir gratuitamente 2.000 guías con información y consejos a la hora de contratar los servicios. También se colgará en www.avacu.es.