De la polémica sobre el trazado del AVE en Barcelona a la escasez y el encarecimiento de los pisos. La campaña electoral sirvió ayer para comparar propuestas en vivienda: barrios para jóvenes, cheques, miles de pisos de protección...

El candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, Jordi Hereu, prometió impulsar 12.000 viviendas sociales durante la próxima legislatura, especialmente para jóvenes, ancianos y apartamentos tutelados.

Para asesorar a los ciudadanos sobre el acoso inmobiliario, los socialistas crearían 10 oficinas. En ellas, se informaría también de sobreocupación. «Se optará por la mediación, por la inspección y por la defensa jurídica», adelantó Hereu, que apuesta por el «trabajo a nivel metropolitano».

El actual alcalde cargó contra la propuesta de su principal contrincante, el candidato de CiU, Xavier Trias, que es favorable a crear 10.000 pisos de alquiler al lado del puerto.

«Es ilegal y peligrosa», atajó Hereu, que se refirió a estas zonas despectivamente como «barrios especializados y de monocultivos».

Xavier Trias dijo que su propuesta es la solución para luchar contra la «bipolarización de Barcelona». Primero por los jóvenes. El convergente constató que este colectivo se va de la capital, aunque la población aumenta. Y segundo, por la inmigración. El alcaldable de CiU alertó que una vivienda, trabajo y servicios no dignos puedan arrastrarlos a una vida en precario. La federación nacionalista rechaza que Barcelona acabe siendo lo que calificó como una «ciudad de low cost [de bajo coste]».

Para Trias, es importante que los autóctonos no vean la inmigración como «competencia», sobre todo en barrios en los que la población inmigrante llega al 50%.

12.000 euros para empezar

El PP recupera la propuesta de las autonómicas en materia de vivienda y ofrece cheques de 12.000 euros para que los menores de 35 años puedan costearse la entrada para comprar un piso de protección oficial o de segunda mano en el mercado libre. Se darían 2.000 euros más si el comprador es un joven discapacitado.

Su candidato, Alberto Fernández Díaz, cifró en mil los pisos que el tripartito ha puestao a disposición de los jóvenes en el último cuatrienio. El PP construiría 33.000 viviendas sociales en los próximos cinco años. 5.000 de ellos, para jóvenes.