600 euros para erradicar la pobreza
Los carteles son, en el caso de PUM+J, una de las pocas formas de darse a conocer en Bilbao. (M. ROMERO)

El partido Por un Mundo más Justo (PUM+J) se presenta en Bilbao. Algunas formaciones prometen grandes inversiones en infraestructuras; otras, enormes desembolses monetarios para mejorar la sanidad, construcciones a tutiplén... Hay otras, sin embargo, que sólo prometen una cosa: que todo su esfuerzo irá destinado a erradicar la pobreza.

Aparte de las acciones que dicen que harán si salen elegidos en los ayuntamientos, inician la campaña dando ejemplo. Sólo gastan 600 euros en los comicios en cada uno de los municipios que se presentan, lo justo para pegar algunos carteles y organizar algunos actos de propaganda. El resto, según reza su programa, pasa por luchar por un mundo sin pobreza.

¿Cómo conseguirlo? El PUM+J, en el que confluyen gentes de «todas las ideologías», dicen, parte de la base de que el fin de la pobreza es una «decisión política». Es decir, que desde los Gobiernos se puede acabar con esta lacra.

En España, la gestión de la ayuda apenas ha pasado del 0,4%, recuerda esta formación, por lo que propone no sólo llegar al 0,7%, sino que España deje de ser «el primer país exportador de municiones al África subsahariana», que se deje de «oponer a la reducción de los subsidios agrícolas», entre otras propuestas.

La formación, que acude a las urnas en Zaragoza, Vitoria, Madrid, Barcelona o Sevilla, es todavía joven y no está representada ahora en ningún ayuntamiento. De hecho, aprobaron sus estatutos en marzo de este año. ¿Una utopía? Entre la amalgama de colores, de ideologías, de partidos, para algunos pueden ser una elección.