La oferta educativa en Aragón es aceptable, pero adolece de carencias. Para remediarlo, los partidos de izquierda (CHA e IU) apuestan decididamente por primar el sistema público, mediante un incremento de su financiación hasta llegar al 6% del PIB aragonés.

Los programas educativos reflejan la diversidad ideológica de unos y otros para afrontar un aspecto clave en nuestras dotaciones sociales.

El PSOE también contempla en el apartado educativo un nuevo sistema de financiación que asegure los recursos de la oferta pública, mediante un procedimiento de financiación de objetivos. Los socialistas asegurarían así, entre otras cosas, incentivos a los profesores.

El PP habla también de una «homologación salarial del profesorado» y de un plan especial de formación para los docentes. Los conservadores insisten en que las pruebas extraordinarias en educación secundaria obligatoria se trasladen al mes de septiembre.

Chunta subraya que el incremento presupuestario debería dedicarse de forma prioritaria a la reforma, modernización y nueva construcción de centros públicos, tanto en ciudades como en el medio rural.

El PAR propone que el gasto en educación (pública y privada) se eleve hasta el 8% del PIB aragonés, para poder generalizar la gratuidad entre los 3 y los 18 años.

IU subraya que los centros concertados deben tener un carácter subsidiario, frente a los públicos, con los que se debería tratar de cubrir toda la demanda.

Insuficiencias crónicas

Los medios con que cuenta el sistema público de educación resultan insuficientes todos los años para atender la demanda escolar, sobre todo en Zaragoza. Este año, casi 800 niños deberán ser ubicados en colegios que no habían elegido en primera instancia.

Además, otros centros de la capital deberán elevar las cifras máximas de alumnos por aula. Sindicatos y padres reclaman la construcción de más colegios públicos.

Propuestas diferentes para mejorar la oferta educativa aragonesa

PSOE

Idiomas: Primera lengua extranjera desde los tres años, y segunda, a partir de los diez.

Inmigrantes: Ampliar las medidas de incorporación y normalización de los alumnos extranjeros.

Universidad: Poner en marcha un plan de inversiones de 135 millones, con el horizonte de 2012.

Ayudas: Instaurar un amplio sistema autonómico de becas escolares y aumentar las becas Erasmus.

PP

Menos alumnos: Rebajar las ratios hasta un máximo de 20 alumnos por aula.

Jubilación: Aumentar las gratificaciones a los profesores que soliciten su retiro voluntario a partir de los 60 años.

Ciclos formativos: Desdoblamiento de todos los grupos que registren más de 15 alumnos.

Traslados: Implantar en el medio rural una red única de transporte escolar.

CHA

Matriculación: Modificación de los criterios de admisión de alumnos.

Currículo: Revisión profunda de las materias educativas para garantizar un contenido aragonés en el plan docente.

Participación: Reforzar el papel y las capacidades de decisión de los consejos escolares.

Reducción horaria: Los profesores de más de 54 años podrían tener menos horas de docencia.

PAR

Nuevas tecnologías: Todos los centros escolares deberían contar con acceso a Internet mediante banda ancha.

Enseñanza digital: Alfabetización en esta materia de los colectivos sociales más necesitados.

Lenguas: Enseñanza de las lenguas aragonesas, en las zonas donde éstas se hablan.

Medios materiales: Establecer un nuevo plan para reforzar las infraestructuras.

IU

Normativa: Elaboración y aprobación de una nueva ley de educación y de financiación de las enseñanzas.

Ratios: Sólo 16 alumnos por aula en infantil, 20 en primaria y 22 en la secundaria obligatoria (ESO).

Equipo directivo: El consejo escolar elegirá a los directores de centros.

Nueva agencia: Para la calidad y las prospectivas universitarias.