Sucede a Chirac. El conservador Nicolas Sarkozy, de 52 años, asumió ayer la Presidencia de Francia. Sarkozy sucedió a Jacques Chirac en El Elíseo, con una promesa de unión y apertura, de «romper» con el pasado, cumplir con «la palabra dada», y obtener «resultados.

El adiós a los 12 años de  jefatura de Estado y cuatro décadas de política de Chirac tuvo lugar en una ceremonia solemne que duró en torno a una hora.

El nuevo presidente estuvo acompañado de su mujer en segundas nupcias, Cécilia, el hijo de ambos, y los dos hijos y dos hijas que tuvieron, respectivamente, en otros matrimonios.

Como es tradicional en el protocolo francés, Chirac entregó a Sarkozy los códigos de activación del arsenal nuclear del país galo.

Nicolas Sarkozy se convirtió ayer en el vigésimo tercer presidente de Francia y sexto de la V República.