El desmontaje del belén concluirá la próxima semana y los arbustos y flores se plantarán en zonas verdes

El desmontaje del belén de la Plaza del Pilar de Zaragoza concluirá la próxima semana, previsiblemente el martes, y tanto los arbustos como las flores --unos 500 ejemplares-- se plantarán en otras zonas verdes de la ciudad, mientras que el resto de la vegetación se trasladará a los viveros municipales y privados de donde proceden.
Desmontaje del Belén de la Plaza del Pilar
Desmontaje del Belén de la Plaza del Pilar
EUROPA PRESS

El desmontaje del belén de la Plaza del Pilar de Zaragoza concluirá la próxima semana, previsiblemente el martes, y tanto los arbustos como las flores —unos 500 ejemplares— se plantarán en otras zonas verdes de la ciudad, mientras que el resto de la vegetación se trasladará a los viveros municipales y privados de donde proceden.

En concreto, los árboles de mayor tamaño, como los olivos y bétulas, que suman cerca de un centenar, han sido cedidos por Viveros Aznar y retornarán a sus instalaciones, mientras que los laureles, palmeras, 'chamaerops' y las 'washingtonias' se devolverán a los viveros municipales.

Todos los ejemplares retornan con el cepellón a los viveros, donde se conservan con abono y riego para posteriores usos. Los de propiedad municipal servirán para sustituir otros ejemplares deteriorados, al igual que las nueve toneladas de tierra vegetal que ha decorado el belén se empleará en el ajardinamiento de zonas verdes de la ciudad.

El jefe de Producción de Zaragoza-Cultural, Javier Ramírez, ha explicado en declaraciones a Europa Press que el desmontaje del belén monumental de la Plaza del Pilar siempre comienza al día siguiente de Reyes, el 7 de enero, excepto si cae en festivo. En esta edición, las tareas han comenzado en la fecha prevista y a lo largo de quince jornadas estarán concluidas.

En el operativo trabajan unas 25 personas entre personal de las brigadas municipales y empleados de la contrata de FCC Parques y Jardines, además de la maquinaria.

El proceso es inverso al montaje y en primer lugar se han retirado las cerca de cien figuras, realizadas en escayola y fibra de vidrio. Tras inspeccionar su estado se repara en caso de desperfectos, como será el caso del Rey Baltasar, que tras ser sustraído del belén el pasado 25 de diciembre, presenta una "pequeña fisura a la altura de la cadera, que aunque se subsanó de forma provisional para que siguiera luciendo en Navidad; ahora, en el taller, se repasará más a fondo", ha detallado Ramírez.

En las naves municipales también se guardarán las lajas que marcan el camino de los viandantes, las piedras grandes, las fuentes y el resto de las figuras de artesanos que recrean los oficios y los animales. Todos se envuelven el papel burbuja y se guardan hasta el próximo año.

El salón de la ciudad

Al respecto, Ramírez se ha mostrado convencido de que independientemente del resultado de las elecciones municipales de mayo de este año "no creo que sea el último belén que se monte". Desde que en el año 1972 comenzara a trabajar en el Ayuntamiento de Zaragoza "ya había belén y entonces se instalaba en la Plaza de España", ha recordado Ramírez.

Desde entonces han pasado muchas corporaciones y el modelo actual data de 1982, aunque ha habido variaciones y ampliaciones, como este año, que se ha podido recorrer por la parte más próxima a la Basílica del Pilar.

Este funcionario municipal ha precisado que el belén "no solo tiene connotaciones religiosas porque hay mucha gente que es aficionada a los belenes por la belleza y la singularidad de las piezas". A su parecer, "es lógico" instalar un belén en el "salón de la ciudad, que es la Plaza del Pilar, y la Navidad no se entendería sin el portal y sin la muestra navideña que lo acompaña".

UNOS 384.000 VISITANTES

La Muestra Navideña y el belén han recibido la visita de 384.000 personas a lo largo de las cinco semanas que han permanecido abiertos al público desde que se inaugurara el pasado 2 de diciembre, por el alcalde, Juan Alberto Belloch.

El tradicional belén ha sido el principal punto de atracción de los visitantes. En concreto, 250.000 personas se han acercado hasta este montaje navideño, único en España, que tiene 56 figuras de tamaño real de las cien que lo componen, en una superficie de más de 1.500 metros cuadrados.

Además, se han organizado numerosas actividades alrededor de la VII Muestra Navideña, que este año ha contado con 55 casetas —diez más que en 2013— con una cuidada decoración navideña -nieve en los tejados y elementos diversos que le aportan una imagen de recreación de un poblado en época invernal y festiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento