El tribunal del 11-M han recibido el informe elaborado por dos peritos de la Policía, dos de la Guardia Civil y cuatro independientes sobre los explosivos utilizados en la matanza de Madrid.

El texto, que consta de 2.397 páginas —de las que 222 se corresponden a las conclusiones—, desprende que la mayoría de los peritos coinciden en apuntar que los terroristas utilizaron Goma 2, si bien no precisa si ECO o EC.

De esta forma, cinco de los ocho expertos consideran que la presencia en las muestras analizadas de sustancias como el dinitrotolueno (DNT) o la nitroglicerina (NG) —ambos componentes del Titadine, habitualmente utilizado por ETA—, puede deberse al proceso contaminante al que se han visto expuestas.

Contaminación 

En esta contaminación, explican, puede haber influido el tiempo transcurrido hasta su análisis, los envases en los que se han guardado o incluso, el lugar en el que han estado almacenados, causas que citan expresamente los informes de la Policía y la Guardia Civil.

Sin embargo, a otros tres peritos de parte la presencia del DNT les lleva a inclinarse por la posibilidad de que el explosivo que estalló en los trenes no fuera Goma 2 Eco —dinamita que según la instrucción de la Audiencia Nacional estalló en los vagones y que supuestamente sustrajo la "trama asturiana" de Mina Conchita— sino que se asemeja más al Titadine.

En concreto, uno de estos peritos, licenciado en químicas, llega a afirmar que "la presencia conjunta de DNT, EGDN y NG, componentes de Titadine, indica que es altamente probable que este explosivo (el Titadine) haya estallado en uno de los focos de El Pozo" y descarta la utilización de Goma 2.

Discrepancias

El documento incluye también los gráficos elaborados con los resultados de las pruebas practicadas —cromatografía de gases y espectometría de masas—, que recogen los componentes encontrados en cada una de las 56 muestras analizadas y el porcentaje de los mismos.

Los peritos discrepan sobre las sustancias halladas en cuatro de las muestras
Este explosivo se ha obtenido de los focos de las diez explosiones, de la mochila de Vallecas, del artefacto econtrado en la vía del AVE, de la Kangoo, del piso de Leganés y de la mina Conchita. También se ha analizado el explosivo que transportaban los etarras de la caravana de la muerte, trece días antes de los antentados.

Precisamente, los peritos discrepan sobre las sustancias halladas en cuatro de estas muestras, lo que será objeto de debate —probablemente en dos semanas— en las sesiones previstas para ello.