Magnates extranjeros se fijan en España: el chino Wang en Madrid, Slim entra en FCC,...

  • Entre enero y septiembre de 2014 llegaron a España 8.181 millones de euros de inversión neta desde el exterior, frente a los 6.798 millones en 2013.
  • El ladrillo es una de las inversiones clave: hasta septiembre han llegado 6.077 millones de euros foráneos para adquirir inmuebles, según Fomento.
  • Además, se han cerrado operaciones singulares, como la compra de FCC por el magnate mexicano Carlos Slim o la entrada de George Soros en el Santander.
  • La inversión en Madrid quintuplica a la de Cataluña en pleno debate soberanista.
Folleto de viviendas de Sareb en Cataluña, durante el Barcelona Meeting Point.
Folleto de viviendas de Sareb en Cataluña, durante el Barcelona Meeting Point.
SAREB

La inversión extranjera neta llegada a España creció un 20% en el último año. Entre enero y septiembre de 2014 (últimos datos disponibles) se han invertido en la economía española más de 8.181 millones de euros, frente a los 6.798 millones de euros registrados en el mismo periodo del año anterior, tal como muestran las estadísticas del Ministerio de Economía.

Algunas de las operaciones más significativas están relacionadas con grandes magnates, que han decidido invertir en España ante las mejores perspectivas de crecimiento a medio y largo plazo. Y es que el ajuste de precio en buena parte de los activos económicos españoles (desde la vivienda hasta la propia mano de obra, por ejemplo) ha convertido el país en un lugar atractivo para aquellos inversores que cuenten con la liquidez necesaria.

Precisamente liquidez es lo que sobra a cientos de multimillonarios rusos y chinos, que en los últimos meses han incrementado sus compras en España, alentados también por la posibilidad de lograr la residencia española. Los precios parecen haber tocado fondo y ellos han dispuesto de más divisas que nadie para adquirir posiciones ventajosas de cara a la nueva etapa de crecimiento económico. Así, los extranjeros en su conjunto han aumentado sus adquisiciones un 28% en el último año, según los últimos datos del Ministerio de Fomento.

Pero no todo son compras de saldos. También se demuestra un creciente interés por entrar en el accionariado de las grandes empresas españolas. Paradigma de esto es el relativo éxito de la reciente ampliación de capital del Banco Santander. En apenas unas horas el banco presidido por Ana Patricia Botín logró cubrir toda la oferta, de más de 7.500 millones de euros. Otra gran compañía española (El Corte Inglés) adjudicó con éxito sendas emisiones de 600 millones de euros en bonos corporativos.

Inversiones extranjeras más destacadas

Carlos Slim llega a FCC. El multimillonario mexicano Carlos Slim, actualmente el segundo hombre más rico del mundo, ha adquirido recientemente el 25,63% de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), una de las principales empresas constructoras españolas: Se gastó para ello unos 650 millones de euros tras semanas de negociaciones con Esther Koplowitz (que pasa a tener una participación del 22%) para alzarse como el accionista de control en la compañía. Slim ya ha mostrado cierta confianza en el futuro a largo plazo de España al convertirse en el máximo accionista de un club de fútbol histórico en horas bajas: En noviembre de 2012 adquirió 2 millones de euros en acciones del Real Oviedo, que entonces y aún todavía juega en 2ª B.

Bill Gates repite con FCC y Prosegur. El hombre más rico del mundo en 2014, Bill Gates, dueño y creador de Microsoft, entró a finales de 2013 con fuerza en la economía española. Al igual que Carlos Slim, adquirió una participación significativa de la constructora FCC: un 6% del accionariado por 113,5 millones de euros. Posteriormente dio su visto bueno a la ampliación de capital llevada a cabo por la entidad en septiembre de 2014. Su interés por España no quedó ahí, y en febrero se hizo con el 3% de la compañía privada de seguridad Prosegur, una de las grandes líderes del sector.

George Soros se interesa por el ladrillo. Otro de los mayores magnates del mundo, el inversor George Soros, también entró con fuerza en el mercado español, con un especial interés por el mercado de la construcción y el inmobiliario. Lo hizo en diciembre de 2013, cuando adquirió el 3,8% de FCC por unos 72,5 millones de euros. Pocos meses después dobló su apuesta al entrar en el accionariado de Hispania, la sociedad inmobiliaria constituida por la compañía Azora y que cotizará en Bolsa. En concreto, Soros inyectó 92 millones de euros para suscribir un 18,4% del capital de esta sociedad. Además, tal como publicó recientemente El Mundo, este multimillonario ha invertido 500 millones de euros en la reciente ampliación de capital ejecutada por el Banco Santader.

Warren Buffett, también interesado en el negocio inmobiliario. El Oráculo de Omaha (dueño del imperio inversor Berkshire Hathaway) creó una filial inmobiliaria para adquirir inmuebles en España, tal como informó el diario El Economista. La idea, adquirir promociones, locales y edificios a buen precio y con capacidad de ser rentables en el medio y largo plazo.

El chino más rico se viene de compras por Madrid. El multimillonario Wang Jianlin, el más rico de la segunda potencia económica del mundo, lleva más de un año mostrando un gran interés por invertir en España. La última compra ha sido un 20% de las acciones del Atlético de Madrid, pero antes, en 2014, ya adquirió el emblemático Edificio España al Banco Santander y comenzó a realizar gestiones para levantar una nueva alternativa a Eurovegas en los terrenos de Campamento en la capital. Otro gran empresario asiático, en este caso de Singapur, también puso su dinero en el descapitalizado fútbol español. Es el caso de Peter Lim, que tras meses de negociaciones con Bankia,adquirió el Valencia CF por unos 100 millones de euros y con el compromiso de invertir otros 300 en un plazo medio.

Venezuela compra Novagalicia Banco. La entidad financiera velezolana Banesco decidió asentarse en España a finales de 2013 tras ganar la subasta pública para adquirir la antigua caja nacionalizada Novagalicia. El banco, el más importante de Venezuela, pagó 1.003 millones de euros (y el FROB, por tanto, tuvo que aceptar unas pérdidas de 8.000 millones) por quedarse con los activos y pasivos de la caja gallega, que actualmente ha cambiado su denominación por Abanca.

Vodafone se hace con Ono. La filial española de la multinacional de telecomunicaciones británica Vodafone se gastó a mediados de año 7.200 millones de euros para adquirir la compañía de cable Ono. La propia campañía telefónica vendió esta operación multimillonaria como una muestra del "interés y la apuesta del Grupo Vodafone por el mercado español".

Los fondos buitre, de caza

Al margen de los grandes magnates internacionales, el fuerte interés por invertir en España se ha hecho patente con decenas de operaciones de adquisiciones de bienes inmuebles y carteras crediticias de todo tipo relacionadas con el Sareb (conocido como banco malo) o el conjunto de las instituciones financieras españolas. Al menos siete entidades financieras españolas han vendido sus filiales inmobiliarias desde el inicio de la crisis: Cajamar, CX, Bankia, BMN, Caixabank, Popular y Santander.

La Sareb, más de 847 millones en un año. La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha vendido más de 8.100 inmuebles a inversores y mayoristas internacionales, operaciones por las que ha ingresado más de 1.700 millones de euros. El último negocio conocido ha sido la adjudicación al fondo internacional Blackstone de una cartera de préstamos vinculados al ladrillo por un valor nominal de 237 millones de euros. También se han vendido carteras de préstamos asociados a viviendas de alquiler y valorados en 194 y 140 millones al fondo de inversión Hayfin, y otro de 65 millones a la firma D. E. Shaw. En agosto, los gestores de la Sareb lograron colocar otro grupo de préstamos valorados contablemente en 200 millones de euros a un grupo de fondos de inversión asesorados por la firma Canyon Capital Advisors. Y siete meses antes se adjudicaron otros 100 millones de euros en cinco préstamos garantizados con edificios de oficinas y hoteles en Madrid, Barcelona y Valencia al banco alemán Deutsche Bank.

Otro de los grandes fondos de inversión especializados en la gestión de activos "tóxicos", Cerberus, se adjudicó recientemente la gestión de una cartera de la Sareb a través de su filial Haya Real Estate: En total dispondrá de 52.000 préstamos inmobiliarios procedentes de Bankia, muchos de los cuales se han declarado morosos. La propia Cerberus (unida a otro fondo, Orion Capital) compró el complejo turístico Sotogrande a la compañía hotelera NH el pasado mes de octubre por una cifra de 225 millones de euros, cifra similar a lo pagado por esta misma entidad para quedrse con la plataforma inmobiliaria de Cajamar.

CatalunyaCaixa y Blackstone. La entidad nacionalizada CatalunyaCaixa protagonizó a lo largo del pasado año varias operaciones de venta, buena parte de las mismas en favor del fondo Blackstone, uno de los más grandes del mundo. En julio de 2014, se adjudicó una cartera de créditos con un saldo de 6.392 millones de euros. A cambio, la antigua caja catalana se anotó en su balance unos 4.187 millones de euros. Tres meses antes, ambas entidades ya habían llegado a un acuerdo, después de que Blackstone pagara 40 millones de euros por adquirir la plataforma inmobiliaria de CX, que gestiona un volumen de activos de unos 9.000 millones de euros y cuenta con unos 150 empleados. Blackstone está especialmente activo en España: En julio de 2013 logró la propiedad de 1.860 viviendas de protección oficial en Madrid (por 128,5 millones de euros) y recientemente ha hecho una oferta millonaria para controlar el 40% del capital de la sociedad Metro de Málaga.

Bankia y Goldman Sachs. La entidad nacionalizada le ha encomendado al banco de inversión estadounidense Goldman Sachs buena parte de sus principales operaciones estratégicas (la última más destacada, la salida a Bolsa de un 7% del accionariado en poder del FROB). Pero además le ha adjudicado algunos de sus activos a la venta: 38 inmuebles (oficinas, locales, naves...) por un importe de 355 millones de euros en diciembre de 2014, por ejemplo. Bankia se ha deshecho de otros activos no estratégicos, como su participación en la aceitera Deoleo (72,4 millones de euros) en favor de un consorcio de fondos de inversión.

Madrid, líder indiscutible por CC AA

La capital, foco insuperable para los inversores. La Comunidad de Madrid recibió una inversión extranjera bruta de más de 5.090 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Esta es una cifra casi cinco veces mayor que la recibida por Cataluña, la segunda región con más interés de los inversores foráneos. Cataluña, que es la segunda comunidad autónoma en relación a la inversión extranjera bruta, recibió 1.094 millones de euros del exterior en los tres primeros trimestres de 2014. Tras ella, el resto de CC AA se mueve en cifras sustancialmente inferiores: Andalucía (152 millones), Baleares (144 millones), Comunitat Valenciana (126 millones)...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento