El PSIB ha asegurado que las detenciones de policías locales y la imputación del regidor de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro, y del comisario jefe de la Policía Local, Joan Mut, que han tenido lugar este lunes "son la guinda de una nefasta gestión del gobierno del PP que ha quemado todo el crédito de la Policía Local de Palma".

Debido a esto, el portavoz del PSIB en Cort, José Hila, ha calificado de "inadmisible" la continuidad de Navarro, ha pedido su "dimisión" reiteradamente y ha solicitado "incluso la reprobación del alcalde".

"Navarro tendría que dimitir si le queda dignidad política y si no tiene, el alcalde tiene que tomar medidas. Nosotros mantenemos viva nuestra solicitud de dimisión y lo que ha pasado ahora reafirma nuestra postura: es incompatible estar imputado y ser el responsable de Seguridad Ciudadana", ha señalado Hila.

"En vez de ganar tranquilidad, después de meses de investigación interna y de gestión de la crisis por parte del gobierno del PP, el ciudadano tiene motivos para sentirse más preocupado", ha lamentado.