Dos agentes de la Policía Local de Blanes (Girona) han salvado la vida a un hombre de 49 años vecino del municipio que este lunes ha sufrido un paro cardíaco en la vía pública, y al que han tenido que practicar la reanimación cardiopulmonar combinada con el uso de un desfibrilador.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, los hechos han tenido lugar la mañana de este lunes en el exterior del Centro de Atención Primaria (CAP) de Blanes cuando la víctima, que tiene antecedentes cardíacos, estaba sentada en un banco esperando a su mujer para entrar a una visita médica.

Los agentes de la Policía Local que circulaban en coche por esta zona han sido alertados por la mujer del hombre y, al comprobar que estaba inconsciente, le han practicado maniobras de reanimación cardiopulmonar combinadas con el uso de un desfibrilador, del que disponen todos los vehículos de emergencias de Blanes, consiguiendo que el hombre saliera de la parada.

Minutos después, se han presentado en el lugar de los hechos dos enfermeras del CAP alertadas por los hechos y ha intervenido también personal de una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) activados por el protocolo de emergencia.

El personal médico ha confirmado que el hombre ha sufrido un paro cardíaco y se ha trasladado a la víctima en ambulancia hasta el Hospital Josep Trueta de Girona para hacerle una exploración.

Consulta aquí más noticias de Girona.