El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha insistido este lunes en que el Ayuntamiento instalará el pesquero 'Bernardo Alfageme' en la rotonda de Coia porque "la ciudad lo quiere", y ha reiterado que se trata del homenaje de Vigo a las gentes del mar, al tiempo que lo ha equiparado con otras "obras de arte", como la Fontana di Trevi.

En declaraciones a los medios, el regidor olívico ha evitado concretar los plazos de colocación del buque, después de que, en las últimas horas, la empresa encargada de los trabajos hubiese reiniciado las obras de acondicionamiento de ese espacio para la instalación del barco. "Todo a su tiempo", ha señalado.

Según Caballero, "la ciudad quiere que allí haya un barco", y ha subrayado que el 'Bernardo Alfageme' será el mejor homenaje de Vigo a las gentes del mar. "Qué mejor sitio que en medio de la calle", ha apostillado, y ha recordado la existencia de "grandes obras de arte" también en los exteriores públicos, como el caso de la Fontana di Trevi.

"La ciudad lo quiere, y se va a hacer", ha reiterado, y ha señalado que el 'Bernardo Alfageme' es un barco "grandioso por su belleza, que llama la atención", aunque ha reconocido que "está podrido y no sirve nada" por culpa de anteriores gobiernos del BNG y el PP que "lo dejaron hundirse y pudrirse".

Con respecto a las críticas del párroco del Cristo de la Victoria, que ha lamentado que el gasto de este proyecto no se destine a políticas sociales, y que ha arremetido contra la Policía Local por detener a los activistas que protestaron contra dicha iniciativa, el alcalde se ha limitado a proclamar: "Me da igual lo que diga ese señor".

"actitud antidemocrática"

Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal del BNG, Iolanda Veloso, ha criticado este lunes la "actitud antidemocrática" de Abel Caballero, no solo por incumplir los acuerdos plenarios que instaban a reponer la rotonda original, sin barco, sino por la "represión" a la que somete a los vecinos que se manifiestan "pacíficamente" contra ese proyecto.

Veloso ha tachado de "preocupante" que el regidor no solo "no escuche" a los vecinos, sino que "envíe a la Policía Local", actúe "con nocturnidad", "mienta" sobre la posición de las fuerzas políticas, e incluso "acuse al BNG de instigar la violencia".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.