El presidente de la Diputación y del PP de Castellón, Javier Moliner, ha señalado este lunes que no hace falta ser de Podemos para condenar la corrupción. "Yo la condeno tan enérgicamente como nadie y, es más, he tomado decisiones contundentes cuando las tenía que tomar". Al respecto, ha apuntado que se dejará "la piel" para que el futuro de la provincia de Castellón "no caiga en manos de salvapatrias, ni predicadores".

Moliner, que ha realizado estas declaraciones durante su intervención en en el ciclo 'Desayunos del Casino', ha señalado estar "orgulloso" de Castellón y no quiere que "nadie venga a experimentar con nosotros". En este sentido, ha recordado que "últimamente están apareciendo en la política mensajes mesiánicos que al que se levanta cada mañana para abrir su negocio no le pueden generar otra cosa que desconfianza y temor".

"No hace falta ser de Podemos para condenar la corrupción porque yo la condeno tan enérgicamente como nadie y, es más, he tomado decisiones contundentes cuando las tenía que tomar", ha dicho Moliner, quien ha añadido que "ejemplaridad toda, pero aseguro que me dejaré la piel para que el futuro de esta provincia no caiga en manos de salvapatrias ni predicadores".

En su opinión, "esta provincia necesita proyectos políticos que garanticen tener la casa limpia, pero, además, la nevera llena, y esa es la verdadera regeneración democrática, aunque es cierto que en algún momento, tal vez fruto de la euforia, nos alejamos del ciudadano y a él debemos volver".

Por otra parte, tras asegurar que no aceptará imputados en las listas, e inquirido por si aceptará el reto de liderar la candidatura a la Alcaldía de Castellón si lo pide la militancia, ha apuntado que "la Alcaldía tiene un fantástico candidato que va a tener todo mi apoyo incondicional que se llama Alfonso Bataller".

Preguntado sobre si las encuestas dan mejores resultados al PP que los obtenidos en las elecciones europeas, el dirigente 'popular' ha manifestado que "las encuestas en un partido son el espejo en el que uno se mira y puede verse guapo o verse los defectos". "Yo prefiero no compartir demasiado lo que veo porque al final acaba saliendo todo y lo único que puedo decir es que la encuestas en clave municipal que maneja el PP dan un escenario político en la provincia para después del mes de mayo que se parece muchísimo al actual".

Candidatura de alberto fabra

En cuanto a si cree que Alberto Fabrá será candidato a la Generalitat y por qué, Moliner ha afirmado que debería decir las razones "el que quiera que no sea Fabra, que todavía no lo he oído", y ha dicho que tiene "clarísimo" que "lo que más le conviene al PP de la Comunitat Valenciana y a la propia Comunitat Valenciana es que el candidato a la presidencia de la Generalitat sea Alberto Fabra".

Además, ha explicado que Madrid "sabe que el PP de Castellón está en absoluta sintonía con el PP de Comunitat Valenciana y apoyando incondicionalmente al presidente Fabra y, desde luego, la política yo siempre la he entendido como un compromiso con los ciudadanos y lealtad con quienes te apoyan y con quienes comparten proyecto contigo, por tanto, no entiendo actitudes que no vayan en ese sentido".

Preguntado qué peso tendrá el mensaje de regeneración en la campaña, Moliner ha indicado que "sólo hace falta mirar las imágenes que guían los actos del PP de la Comunitat o Castellón para darse cuenta de la cara de la regeneración". "Desgraciadamente no pueden decir eso otros partidos políticos, pues al que ha encargado el PSOE la regeneración -en referencia al secretario general del PSPV, Ximo Puig- era ya cargo público cuando yo hice la comunión".

Así mismo ha señalado que la propuesta de Puig de reducir o eliminar las diputaciones es "la constatación de un fracaso de pequeño, es decir, de haber luchado por conseguirlo y no lograrlo, por lo que piensa que lo mejor es eliminarlas", y ha asegurado que "no renunciará nunca a la estructura provincial "porque siempre ha estado el lado de nuestros intereses y va a seguir estándolo".

Interpelado sobre si le preocupa la dispersión de la izquierda de cara a la gobernabilidad de municipios de Castellón, ha dicho que le preocupa si son gobierno, "sino, no me preocupa nada". En este sentido, ha señalado que "un gobierno de cuatro o de cinco es muy difícil de gestionar y es muy tentador que aparezcan los intereses de ellos por delante de los colectivos de los ciudadanos, y creo que la opción política que puede dar un gobierno más estable a la provincia es el PP".

Administración pública

Por otra parte, Moliner ha matizado que la crisis "ha puesto a las administraciones públicas contra la pared, y al respecto ha apuntado que el Gobierno central "se ha quedado corto en la reforma de la administración pública, pues tiene demasiados lastres para hacerla eficiente".

Al respecto, ha defendido que la administración "debe molestar lo menos posible y resolver los problemas, debe gestionar con los menos recursos posibles los mejores servicios y que cualquier iniciativa empresarial tenga toda la facilidad para ponerse en marcha sin los lastres el actual marco jurídico español nos ha generado y que es hoy en día un obstáculo y un freno a la inversión".

Sobre el aeropuerto de Castellón, Javier Moliner ha explicado que le consta que Lavalin está trabajando "con seriedad, colaborando con Aerocas, y hemos conseguido generar un marco de estabilidad que permitirá que esta misma semana ya vuelen aviones en el aeropuerto y que, tal y como empiece la temporada turística en abril, el aeropuerto se convertirá en un destino que aparezcan en catálogos de touroperadores a nivel internacional".

"Lo que tenemos que hacer como provincia es estar preparados porque el aeropuerto es una herramienta para que le saquemos partidos. De lamentarnos y burlarnos del aeropuerto nadie de Castellón va a ganar un euro, por lo que lo que hay que hacer es remar más y hablar menos", ha añadido.

Respecto al Hospital Provincial y a las demandas del tercer acelerador, ha dicho que "serán los técnicos los que lo digan, pues el presidente de la Diputación no decide si se compra cualquier aparato del hospital, ya que yo no tengo criterio para decidir qué es lo más eficiente u operativo".

CASTOR

Sobre el proyecto Castor, Moliner ha asegurado que le "indigna" que "fuesen capaces de firmar una cláusula por la que, se pusiera o no en marcha, había que pagar 1.700 millones de euros a la concesionaria de un proyecto que vale más que todo lo que ha hecho el Estado en la provincia de Castellón en toda su historia, que se hace sin estudios sismológicos y que al inyectase gas provoca 500 terremotos en 21 días".

Por otra parte, el presidente de la Diputación ha señalado que no ha decidido todavía si asistirá a la manifestación protaurina que se ha convocado en Castellón, aunque ha dicho que su apoyo a la fiesta de los toros es "público, manifiesto y notorio".

Finalmente, ha lanzado como propósito de año nuevo "ambicionar más juntos, trabajar de la mano para ser más fuertes, sumar capacidad operativa para mejorar las cosas entre todos, asumir con orgullo ese castellonerismo que hace posible lo imposible".

Así mismo, ha pedido volver "a la política de la ilusión, de la emoción y de los valores y volver a aproximarse a los ciudadanos y a conseguir que la política sea comprensible, respetada, ejemplar y ejemplarizante". "Me comprometo a pensar en grande, a caminar recto y a defender a Castellón como si fuera mi madre", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Castellón.