La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de dos acusados de formar parte de un grupo multitudinario que, en mayo de 2012, colocó en la autovía, a la altura de Lena, una barricada de neumáticos y quitamiedos, a la que posteriormente prendió fuego, durante los conflictos en el sector de la minería. La vista oral se celebrará este martes, 13 de enero de 2015, en el Juzgado de lo Penal número uno de Oviedo, a las 11.00 horas.

La Fiscalía sostiene que, sobre las 08.00 horas del 23 de mayo de 2012, varios grupos de trabajadores del sector minero que se encontraban en aquella época en conflicto laboral motivado por el recorte de las ayudas públicas al carbón, confluyeron a la altura del punto kilométrico 58 de la autovía A-66, en Lena.

Allí, unas 400 personas interrumpieron el tráfico en la vía (arteria principal del tráfico entre Asturias y la meseta) en ambos sentidos de la circulación, colocando barricadas de neumáticos, a los que prendieron fuego, y tramos de los propios quitamiedos de metal instalados en los márgenes de la carretera, que previamente desatornillaron. Lo hicieron con la finalidad de alterar la normalidad de la circulación, con los consiguientes trastornos para los viajeros, y ejercer así presión para conseguir sus reivindicaciones.

Asimismo, algunos individuos, también integrantes del grupo pero que no se logró identificar, arrojaron objetos metálicos contra los agentes de la Guardia Civil que formaban parte del dispositivo antidisturbios. Uno de ellos resultó alcanzado en la pierna derecha y sufrió una herida contusa que precisó sutura. Tardó en curar 33 días y le quedó una cicatriz como secuela. Los desperfectos materiales en la autovía A-66 ascendieron a 2.847,25 euros.

Ambos acusados participaron activamente en el corte de circulación. El acusado XXX se colocó, junto con otras personas, bloqueando el arcén en sentido León para evitar que los vehículos pudieran pasar rodeando las barricadas por los laterales. El acusado YYY, por su parte, fue uno de los que colocaron neumáticos en la barricada en sentido Oviedo y se encontraba justo al lado del individuo que prendía fuego a aquélla y que no pudo ser identificado.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de desórdenes públicos y solicita que se condene a cada uno de los acusados a un año de prisión y el pago (de forma conjunta y solidaria) de una indemnización de 2.847,25 euros a la Demarcación de Carreteras del Estado y de otra de 1.754 euros al agente de la Guardia Civil herido por los días que invirtió en su curación y por la secuela.

Consulta aquí más noticias de Asturias.